miércoles, septiembre 14, 2005

El cuadrado lapidario


"El cuadrado mágico nace de los ángulos mágicos". El diario Marca anunció esta frase de Vanderlei Luxemburgo, entrenador del Madrid, como histórica. Y tanto que es histórica. Porque al mismo tiempo que salió de su boca esa construcción sintáctica, Luxemburgo comenzó a pasar a la historia oscura blanca.
Porque mucho tendría que cambiar ese cuadrado para que Luxemburgo salve la cabeza. De momento, la cita en sí es aberrante. ¡Un brasileño hablando de figuras geométricas! Los brasileños han hecho del fútbol un arte y un canarinho nos habla de cuadrados. ¿Dónde está la imaginación?
Lo que parece desconocer Vanderlei es que el fútbol comienza en la cabeza y termina en los pies. Es la cabeza la que ha de ser mágica, no un cuadrado. Si Cervantes hubiera sido matemático no habría escrito El Quijote. Los ángulos, la forma, el dibujo perfecto es cosa de italianos o alemanes, pero no de brasileños, de los que se espera felicidad, goles y espectáculo dentro del caos más maravillosamente balompédico.
Claro, Luxemburgo así no entiende nada. Mientras él habla de cuadrados, Robinho tiene que dibujar una línea inexacta para inventar algo. Pero el resto, no. Sale en Lyón con Gravesen y Pablo García organizando el juego. Muy bien. Así hay cuadrado, seguro, pero no magia.
Ha bastado muy poco para demostrar que Luxemburgo tampoco entiende nada de fútbol, pero menos que muchos otros. Primero fue el pinganillo (otro recorte a la imaginación) y luego el cuadrado. Yo me quedo con la magia. El cuadrado, para quienes quieran aburrirse y ser predecibles.

4 comentarios:

probertoj dijo...

Dale un cuadrado a Zidane, Etóo, Cantona y Maradona y verás como en la cuadratura también se puede encontrar el arte. Pero si se lo das a Gravesen y Pablo García, pues imagínate... Este Luxe es peor que David Vidal. De todas maneras, la frase en sí es histórica, Íñiguez... Creará escuela: verás que pronto la acepta Juan MaLillo.

J.L. García Íñiguez dijo...

Grande David Vidal, qué tiempos aquellos...
Por cierto, Juanma Lillo es una valiente sin suerte.

probertoj dijo...

En desacuerdo, Juan Malillo es un vendedor de humo que ha creado escuela y que incluso en un fútbol tan racano y temeroso como el riojano tiene seguidores... Aunque ahora anden lejos, en las Baleares.
No obstante a Lillo le deseo una larga y fructífera vida como tertuliano y comentarista.
Un saludo.

waltermartin4704 dijo...

i thought your blog was cool and i think you may like this cool Website. now just Click Here