lunes, octubre 31, 2005

Llega a tiempo

Letizia y Felipe ya son felices papás. A estas horas no es noticia para nadie, pero hay algo que los peñafieles están pasando por alto. Su padre es colchonero, su abuelo madridista, ¿de qué equipo será la futura heredera al trono? Quizás se nos haga del Barça, aunque tal y como pinta el asunto para entonces Barcelona igual no pertenece a su reino. De momento, Doña Leonor -suena ridículo tachar de Doña a un bebé que tiene horas de vida- llega a este país de locos a tiempo para ver el primer Madrid-Barça de la temporada.

La Catedral coge postura

Se va Mendilíbar y a uno le queda la duda de si es el culpable. Diría más que la sensación que queda es que todos, desde la plantilla hasta el palco, le han hecho la cama. Una cama que, por cierto, no le va a venir mal a la parroquia rojiblanca. A Medilíbar le sustituye Javier Clemente. El ex seleccionador asegura espectáculo en las salas de prensa y resultados. Los defensas se frotan las manos, mientras las mentes creativas del Athletic comienzan a sestear. Llega Clemente, llega el antifútbol y las tardes soporíferas a San Mamés.

jueves, octubre 27, 2005

En un barrio de Logroño...


Desde el año 2.000 podemos decir que el fútbol riojano vive sumergido en una crisis de la que parece difícil salir. El histórico CD Logroñés vive enterrado en Tercera -aunque con posibilidades reales y claras de subir-, mientras que el nuevo Logroñés Club de Fútbol milita en Segunda B luchando por ser el referente del fútbol de la tierra del vino.
Lo cierto es que ninguno de los dos puede sacar pecho. Mientras la situación actual del histórico es elogiable en lo deportivo, su gestión económica y social es demasiado inestable. El ceefe, como se le conoce al recién llegado, tiene en su haber una buena gestión económica, basada en la seriedad, pero los resultados no acompañan. Sin embargo, hay un equipo que puede hacer que el fútbol riojano se medio oiga a nivel nacional. El Juvenil División de Honor del Club Deportivo Varea es ahora mismo segundo en el segundo grupo de dicha categoría. El diario Noticias de La Rioja explica el éxito que supone para este conjunto -filial del Logroñés CF, dicho sea de paso- por el que nadie, a priori, auguraba los buenos resultados cosechados en este arranque de la temporada.
El CD Varea es un equipo fundado en 1967 en un humilde barrio logroñés poblado por numerosas huertas. Su presidente, Ángel Aguado, ha apostado muy en serio por su equipo, pensando en el beneficio para el fútbol riojano. La apuesta parece haber sido acertada. El División de Honor jugó por primera vez el pasado año, tras lograr el ascenso con jugadores, casi todos ellos, de la extinta cantera del CD Logroñés. En la última temporada logró meritoriamente la salvación con un equipo formado por lo mejor de los juveniles riojanos. Pero, a la mayoría les llegó la hora de jugar en categoría senior, por lo que el grupo parecía diluirse.
Pese a todo, este año el conjunto arlequinado arrancó con una nueva hornada de jóvenes jugadores que todo el mundo miraba con desconfianza: la anterior generación había marcado. El fútbol tiene estas cosas, y el renovado equipo del barrio logroñés está siendo el mejor equipo riojano de todas las categorías. Milita junto a la flor y nata de los juveniles del norte del país y es segundo, tan sólo habiendo cosechado una derrota, ante el líder Osasuna.
Quizá, esto sea un primer paso para que el anquilosado balompié de La Rioja salga del atasco. A no ser que mañana tengamos que ver a estos jugadores en otros equipos por la falta de un referente en el fútbol de casa. Casos hay, como el de David López, jugador de Osasuna en Primera División, que tuvo que abandonar Logroño porque no había un equipo de garantías en el que continuar su carrera. Ojalá no sea así y mañana podamos ver a estos chavales que pasean el nombre de La Rioja vestidos con la camiseta del equipo de su ciudad.

miércoles, octubre 26, 2005

¿Un hasta luego?

He decidido abandonar mi antiguo blog, aunque seguirá abierto a todos. Es difícil dejarlo, pero prefiero centrarme en éste. Pulsando aquí podéis leer la ¿despedida?

Eliminen al perro

Imaginen una pelea entre un matrimonio. Discuten, nada grave, sobre cosas de adultos. Que si has hecho unos papeles, que si no llegamos a fin de mes, el perro que tú compraste... En medio, encontramos al perro protagonista de la discusión. El cánido no deja de ladrar, saltar e intentar llamar la atención de unos humanos que discuten sobre humanidades. El perro, en este momento puntual, está llegando a ser molesto para el matrimonio, ya que sus ladridos se oyen por encima de los gritos de nuestra pareja.
Pepa y Pepe, que así he decidido llamar a los protagonistas, deciden sacar al perro de la cocina, lugar donde está ocurriendo esta pequeña pelea cotidiana. Encierran a Canelo, su apreciada mascota, en el baño. Ahora pueden discutir. Gracias al silencio que hay en la cocina, se van tranquilizando, hasta que la discusión se torna en un abrazo reconciliador. Fin de la discusión. El perro puede salir.
Ahora, cambien Pepa por Real Madrid y Pepe por Valencia. A Canelo, le vamos a denominar, cariñosamente eso sí, Daudén Ibáñez. Ustedes mismos.

sábado, octubre 22, 2005

Latre se pasa al fútbol


Lo cuenta -seguramente mejor que yo- Elías Israel (ex director de Marca) en su recién estrenado blog y ya es una noticia oficial: Carlos Latre estará en el nuevo Canal 4. La cadena en abierto de Prisa contará desde su arranque con el conocido humorista. El motivo no es otro que el programa 'Maracaná 05', un espacio dedicado al fútbol que conducirán el archiconocido Michael Robinson y Paco Gonazález, director de Carrusel Deportivo.
Parece una buena noticia en un canal que, a priori, parece que traerá nuevos aires a nuestros televisores. Lo que se espera de 'Maracaná 05' es que cuente con los excenlentes medios de 'El día después', pero adaptado a una televisión 100% comercial.
Latre se suma así a un nuevo proyecto tras haber desechado otras ofertas una vez que declaró que su decisión sobre su futuro sería muy meditada. ¿Veremos un nuevo Latre? Lo lógico es que sí, puesto que su nuevo espacio se aleja bastante de Crónicas Marcianas. El imitador parece ilusionado con su apuesta y nosotros también, ya que al fútbol no le viene nada mal un poco de humor, sobre todo en televisión.

viernes, octubre 21, 2005

Al final, el gol


(valdanismos) Dice Cruyff que el fútbol comienza en la cabeza y termina en los pies. Es una afirmación que, sin duda, he hecho mía en más de una ocasión. Sin embargo, dándole vueltas al tema he llegado a la conclusión de que el maestro cae en un error. El fútbol no termina en los pies, sino en la portería contraria.
A nivel individual sí es cierto que el fútbol termina en los pies. Pero, a nivel colectivo no. La fijación de un equipo que quiera ser grande ha de ser perforar cuantas veces pueda el portero rival. Con esa filosofía -y toneladas de calidad- juega Brasil y es pentacampeona del Mundo. Esa obsesión por irse arriba hizo al Barça campeón de la última Liga.
Cuidado, no hay que descuidar la faceta defensiva. Para eso está la recuperación. Si pensamos que el fútbol finaliza en la meta contraria, es indudable que para llegar a ella es necesario tener la pelota. Así pues, la mejor forma de defender es, precisamente, esa idea única y global de marcar o, al menos, de intentarlo. En cuanto se recupere el balón el engranaje ha de funcionar para lograr el gol.
¿A qué viene todo esto? A que escucho que el fútbol de Mourinho aburre. Eso sí, lo dicen sus rivales desde la impotencia. El Chelsea no aburre. Defiende, sí. Pero su única obsesión cuando goza del cuero es llevarlo hasta la red de enfrente. Así lo hace y gana todo. Quizá no les viniese mal a los londinenses de azul pensar un poco más en poseer la bola. Pero, si ahora ganan así, cuánto más vencerían si se obsesionasen más veces en un partido con el fin último del fútbol: el gol.

jueves, octubre 20, 2005

El fútbol guapo

(nombres propios)Los padres, los niños, las madres, las hijas, las tías, las sobrinas, abuelas, las suegras, los suegros, los chinos, los japoneses, los ingleses, los madrileños... Todos. Todos slase derriten ahora con David Beckham. Se rinden a los pies del rubio londinense. Pero, algo ha cambiado. Quienes más destacaban sus virtudes eran los ingleses y las quinceañeras. Los primeros, por conocimiento y las segundas, por ferbor adolescente.

Beckham, sin embargo, ha sabido enganchar a todos. En lo que llevamos de temporada el capitán de la inglesa ha desplegado todo su arsenal de juego, pases milagrosos e incluso golazos de libre directo como el de ayer.
Lo cierto es que no me sorprende el actual rendimiento de Beckham. Llevo dos años y pico librando como puedo a los detractores del tipo más guapo del fútbol, declarando mi pasión por él tras haberle seguido en el Manchester United. Allí empezó a despuntar cuando el 7 de los 'red devils' aún tenía dueño indiscutible, el gran Cantona. Por entonces, el hoy jugador del Real Madrid era un pibe, que dicen los argentinos, tímido y menos rubio de lo que es hoy. Pero, ya tocaba la bola como en el presente. Sus centros eran aprovechados por Andy Cole o Dwaight Yorke. Su juego hizo que toda inglaterra se girase a la derecha.
¿Cuál es la diferencia entre aquel Beckham y el de las dos últimas temporadas? Fundamentalmente, que entonces tenía un entrenador que le conocía, le comprendía y sabía qué tipo de jugador era. Algo que no logró Queiroz, pese a ser segundo de Álex Ferguson en el United, ni Camacho (tampoco tuvo tiempo) ni Mariano García Remón. A Vanderlei Luxemburgo le ha costado nueve meses, pero lo ha conseguido. Olvidado ya de su cuadrado mental, el técnico brasileño ha permitido a Beckham inclinarse hacia su flanco favorito. Y está siendo determinante.
Beckham es el motor del Real Madrid. Mueve toda la maquinaria de mercadotecnia bien pensada por Florentino Pérez. Aunque, aún más importante resulta su función en el sistema de juego blanco. Beckham recupera, se mencha, se sacrifica, para luego dejar constancia de que es algo más que un tipo muy guapo al que le sienta de maravilla el blanco. David Beckham tiene, además, un fútbol guapo y ahora muchos lo reconocen. Tienen excusa: no conocían al tipo del que se enamoró Inglaterra.