jueves, noviembre 17, 2005

Desde Varea a Londres



Ojeadores de clubes españoles y europeos, como el Arsenal, siguen las evoluciones de los juveniles arlequinados

J.L. GARCÍA ÍÑIGUEZ/LOGROÑO.
El norte de Londres poco o nada tiene que ver con el este de Logroño. Pero, hay una cosa que ha unido estos dos puntos en las últimas semanas: el fútbol. Hace ya unos días, llegaron hasta Varea dos tipos bien vestidos cuyo único objetivo era observar o, mejor dicho, ojear el fútbol de los chicos del Juvenil División de Honor del equipo de la barriada. Hasta ahí, suena normal, si no fuera porque eran representantes del Arsenal.

El club inglés es un equipo que trabaja la cantera y conoce España. Así, se llevó al barcelonista Cesc Fábregas, claro ejemplo de la gestión del conjunto inglés en nuestro país. Los equipos de la élite española no podían ser menos y son unos cuantos los que han enviado a Varea a sus buscadores de perlas, caso de Fútbol Club Barcelona, Atlético de Madrid, Deportivo de La Coruña, Real Sociedad y Racing de Santander. Éstos son cuatro ejemplos de lo que se mueve por la grada del Municipal. Atentos, con su alineación en la mano y viendo a este o aquel jugador.

Atentos a todo
A algunos no les importó el domingo explicar qué hacían en Logroño, mientras que otros prefirieron no darse a conocer. Ejemplo de los primeros es Ángel Viadero, ojeador del Racing de Santander. «Solemos venir a las provincias limítrofes con Cantabria», comenta Viadero, quien reconoce que, ahora mismo, «el Varea llama la atención por su clasificación, puesto que está junto a equipos de la talla de la Real Sociedad u Osasuna». Pero, ¿qué viene buscando el Racing en Logroño? El representante del conjunto cántabro nos da la respuesta: «Venimos a ver a los jugadores destacados y qué nivel tienen; está claro que llaman más la atención los que meten los goles. El año pasado ya veníamos. Solemos recorrer La Rioja, porque nos interesa saber qué hay en las provincias cercanas a la nuestra», puntualiza Viadero.

Desde un lugar más cercano a Logroño llega el representante del Fútbol Club Barcelona. José María Baldero es de Alfaro y realiza informes de la zona riojanonavarra para el conjunto culé. Aunque el trabajo es más exhaustivo de lo que parece. No vale cualquier cosa y mucho menos cuando se trata del Barça, al que le llegan cientos de informes sobre supuestos cracks. «No vale con ver un partido, ya que no se pueden sacar conclusiones. Tras 8 ó 10 sí se puede detallar el informe y enviarlo a Barcelona», indica

Pero, el proceso es mucho más largo. «A un equipo como el Barcelona llegan chicos a prueba de todos los rincones del mundo. Los ojeadores nos limitamos a informar sobre lo que hemos encontrado, pero puede ser que no sea suficiente o que ya tengan algo mejor», aclara. Aun en el caso de que al equipo catalán le interesase un jugador en concreto, hay todavía que dar más pasos para que el chaval se vaya a la Masía: «Si ven que puede ser interesante, o bien le hacen una prueba en Barcelona o bien vienen a verlo durante unos cuantos partidos».

El negocio del fútbol
Allá donde sea que se hable de movimiento de futbolistas con talento aparecen los mismos personajes que, al fin y al cabo, mueven este negocio: los representantes de futbolistas. Pepín Rey es uno de ellos y su principal tarea como agente la desarrolla en La Rioja. Del Varea División de Honor cuenta con dos jugadores entre sus representados y, según sus propias palabras, está cerca de hacerse con los servicios con otros dos. «Hay gente siguiendo al equipo, porque les hemos avisado de que aquí hay chavales que pueden ser interesantes». El agente recalca que ha sido él uno de los que ha advertido a los ojeadores. ¿Con qué objetivo? El mundo del fútbol es un gran negocio.

Los nombres de los chavales más destacados están ahí, todo el mundo que conozca al equipo sabe quiénes son, pero el Varea fundamenta su buen momento sobre un bloque que funciona de maravilla. «Igual vienes a ver a uno porque marca muchos goles y te acaba gustando un central del que nadie habla, pero que tiene unas condiciones muy buenas», reflexionaba José María Baldero.

El presidente del conjunto de la barriada, Ángel Aguado, prefiere defender a sus chicos: «No quiero que los ojeadores y los representantes me vuelvan locos a los jugadores. Éste es un éxito de todo el bloque». Y es que el juvenil División de Honor del Varea, en el este de Logroño, funciona tan bien que ha llamado la atención de un equipo del norte de Londres que pesca, y muy bien, por tierras españolas.

No hay comentarios: