lunes, noviembre 14, 2005

¿Qué pasa con Abadía?

Los rumores no son noticia. Las especulaciones, tampoco. Pero, el caso de Abadía y las dudas que me han surgido en las últimas horas merecen una análisis. Agustín Abadía, histórico ex jugador del CD Logroñés y el Atlético de Madrid, ejerce en el conjunto riojano de director deportivo. Sin embargo, diferentes informaciones indican que Abadía podría salir del Logroñés.
Juan Hortelano, presidente blanquirrojo, ha echado el resto para hacerse con los servicios de Eduardo Vílchez, que viviría su cuarta etapa en la nave logroñesa. Primero fue como jugador, luego como ayudante y, finalmente, como primer entrenador, cargo en el que duró unas semanas por culpa del descenso administrativo del club.
Pero, ¿para qué puede necesitar Hortelano a Vílchez? El cargo de entrenador parece bien cubierto con Juan Carlos Herrero, que ha hecho del equipo un bloque sólido que está en alza. Destituir al técnico vasco sería una locura, a juzgar por los resultados obtenidos. Además, Herrero cuenta con su cuerpo técnico cubierto con Íñigo Estalayo como ayudante y José Alberto López Pérez como preparador físico.
Por tanto, a Vílchez sólo le quedan dos parcelas en las que trabajar. Una sería la gerencia, que actualmente ocupa el ex jugador atlético Marcelino Pérez Ayllón, aunque éste se encuentre bastante desaparecido de cara al público y su trabajo, ahora mismo, sea una incógnita. La otra área posible es la dirección deportiva que, como hemos dicho, ocupa Agustín Abadía.
¿Por qué sería Abadía el damnificado? La pista que nos conduce hasta aquí es una reunión que las peñas del Logroñés mantuvieron la pasada semana para hacerle un homenaje al 'Tato'. El pretexto es la dilata trayectoria del actual director deportivo en el histórico equipo riojano. Así se les aseguró a los peñistas presentes y, a priori, ese es el único motivo para homenajear a una persona que continúa en activo en el club. Sin embargo, otros rumores caminan en la dirección del abandono de Abadía de la entidad blanquirroja.
¿Qué ocurrirá? Lo de Vílchez parece hecho, por una cantidad aproximada a los 3.000 euros mensuales y sólo faltaría hacerlo oficial. Aunque, con el Logroñés estas cosas suelen ser imprevisibles y todo quede en agua de borrajas. Quizá en los próximos días sepamos cuál es el futuro de Vílchez, Abadía y, por ende, del Club Deportivo Logroñés.

2 comentarios:

probertoj dijo...

¿Vuelve otra vez la tormenta al Logroñés? Porque éstas son las fechas habituales...

J.L. García Íñiguez dijo...

Que yo sepa, tormenta, de momento, no se avecina. Parece que este año va todo sobre ruedas. Ojalá le dure...