jueves, noviembre 03, 2005

Sólo un par de galácticos

Robinho, Baptista, Beckham, Roberto Carlos, Raúl, Zidane... A todos ellos se les conoce como galácticos, pero su nombre empieza a alejarse de la realidad. Individualmente son jugadores geniales, excelentes, sin embargo en conjunto no pasan de jugadores ramplones, trotones y disueltos en esa ¿táctica? de Luxemburgo. Ese batiburrillo de piezas que caen sobre el tablero es imposible de leer para Raúl, el futbolista español que mejor entiende este juego. Se lo ponen complicado al capitán, que aprendió a jugar bien con Valdano y a disfrutar con Del Bosque. Si no fuese por culpa de su actual entrenador, nuestro mayor exponente internacional sería un galáctico en un Real Madrid al que sólo le quedan dos peloteros llegados desde otra galaxia: Ronaldo y Casillas.
El gordito pelado las enchufa como nadie y le da un plus al equipo que, verdaderamente, puede ser arrollador. Sin Ronie, el Madrid se acompleja, no es capaz de encontrarse y ve cómo su ataque pende de la inspiración de los delanteros. Los partidos sin el 9 son demasiado largos y desesperantes. Se echa de menos el golpe sobre la mesa al que nos tiene acostumbrados el que para mí sigue siendo el mejor delantero centro del mundo.
Pero, claro, Ronaldo puede marcar 30, 35 ó los goles que quiera, porque si no estuviera Casillas vigilando su red, el Real sí que se descompondría. Con unos defensas que llevan varias temporadas defendiendo en el área chica, Íker se convierte en el único seguro que queda. Sin Casillas, el Madrid cae en la autodesconfianza. Máxime cuando ya no está César, sino un chaval de la cantera (Diego López) cuya experiencia en la élite es nula.
Mientras, el máximo rival saca galácticos de donde sea. Que no hay fichaje de relumbrón, no pasa nada, descubrimos el as en la manga con Messi. El chaval encandila, pero corre el peligro de que le hagan creer demasiado rápido que es un crack. Denle tiempo. Ronaldinho, aunque intermitente, sigue dejando constancia de que es el jugador del planeta con más fantasía en los pies. Etoo está más metido que nunca y apura la ventaja que puede sacarle a Ronaldo por el pichichi.
El Barça arrasa sin paliativos en sus últimos partidos, mientras el Madrid vence sobre la alambre, pero vence. Es cierto. Sigue vivo en todo ahora que juega mal. Si los de Luxe algún día llegan a hacer algo bonito sobre el césped ¿cuál será su techo? A juzgar por sus futbolistas el Chelsea podría temblar. Aunque, de momento, es sólo un equipo que vive de la inspiración de unos cuantos y pendiente de que el gordito más maravilloso que vio el fútbol se recupere a tiempo para el partido mortal del 19 de noviembre.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Messi, jodido argentino, está muy muy pero que muy curtido a la liga española, y a lo que es un club de élite. No creo que se desinfle pues lleva desde comienzo de temporada sin pinchar, es más, cada día deja muestras de su lucha y su talento cuando le dan la oportunidad de actuar, y además marca goles. ¿Qué más se le puede pedir?