lunes, diciembre 12, 2005

La poca gracia del chiste fácil

No soy católico practicante, ni siquiera un hombre que tiene demasiado presente la fe. Tampoco comulgo con gran parte del ideario de la Iglesia actual. Pero sí detesto la mofa constante en la que están cayendo algunos con el catolicismo de López Caro. El chistecillo de que si va a misa o reza... La sorna con la que se comenta la gran fe e este hombre es, sencillamente, una catetada. El entrenador del Madrid es un hombre muy religioso y que no lo oculta, pero ya vale. No sé qué puede tener de gracioso que alguien sea católico y rece antes de los partidos. Mucho más tristes son aquellos que tienen por religión al poderoso caballero don dinero.

5 comentarios:

pululante dijo...

¡Amén!

(Otro chiste fácil, pero es que lo has puesto a huevo) :D

Fuera chistes, sí que estoy de acuerdo contigo en que sea más noticia ese aspecto que lo que pueda aportar López Caro al Real Madrid en cuanto a entrenamientos, tácticas, etc.

probertoj dijo...

Una buena reflexión, Íñiguez.

Moli dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
J.L. García Íñiguez dijo...

No se admiten comentarios ofensivos ni insultos. Se pueden decir las cosas de mil maneras...

Moli dijo...

Pero tú tienes algún problema o qué. ¿Qué insulto se ha dicho?

Simplemente he escrito que la burla satírica es muy propia de la famila de los prisaicos, en las que se encuentran personajillos del tipo de De la Morena. Y ya está. Ni más, ni menos.

Vamos, que ni en los foros de medios profesionales son tan sectarios a la hora de capar comentarios, por favor.