sábado, enero 21, 2006

¿Por qué no De la Red?


Gravesen está fatal. Fuera de sitio, el danés no es un mediocentro defensivo y él mismo lo ha dejado bien claro. No recupera, más bien achucha, agobia. Es cierto que, como nos demostraron las cámaras de televisión, a veces se saca de la manga extraños recursos como ese regate clavando la rodilla en el suelo. Pero, al mismo tiempo, Gravesen es un obstáculo en la conducción del juego madridista. Cierto es que siento una especial simpatía por este tipo, más que nada por su generoso buen humor en el terreno de juego. Sin embargo, creo que un poco más adelantado en según qué partidos funcionaría mejor.
Pero el ex jugador del Everton ha tenido un hueco en el once por la lesión de Pablo García y el uruguayo parece tener el sitio fijo. Aunque tampoco me convence del todo la aportación del ex osasunista. Buen recuperador, al 'cinco' charrúa le falta ese plus necesario para jugar en equipos grandes como el Real Madrid, donde no vale ser bueno, sino muy bueno.
Con este plan, mi favorito para el mediocentro es un hombre que conoce muy bien Juan Ramón López Caro. Se trata de Rubén de la Red, jugador del Real Madrid Castilla con el que el técnico lebrijano aún no ha contado excesivamente, aunque sí jugó en San Mamés. Seguro que López Caro tiene razones más convincentes que las mías, pero siento debilidad por el chaval madrileño. De la Red tiene 20 años y es un fijo en el mediocampo del filial madridista junto a Javi García. Su buena presencia física, sus buenas cualidades como organizador e incluso una decente capacidad en la recuperación me han convencido. Si usted desconoce al chaval, acérquese al televisor -o a Valdebebas- para ver al Castilla. El Madrid tiene como una de sus banderas la cantera y creo que es buen momento para tirar de ella. ¿Por qué esta no puede ser la generación de Soldado y De la Red?

1 comentario:

pululante dijo...

Estoy de acuerdo. Además partidos a priori fáciles como éste contra el Cádiz son la ocasión ideal para probar a uno o dos de la cantera junto a los titulares de siempre. Una buena oportunidad para probar a De La Red y que se empiece a foguear, del que he oído (no he visto) muchas cosas buenas.
A ver si tiene López Caro el atrevimiento de sentar a un galáctico. Seguro que el cuerpo se lo pide, pero no sé si se atreverá.