lunes, febrero 06, 2006

¿Tan bueno es Aldeondo?


El delantero titular del Club Deportivo Logroñés, Aitor Aldeondo, volvió a marcar ayer y lo hizo por partida doble ante el histórico equipo logroñés del Berceo. Con sus dos tantos de ayer, el navarro se convierte en el máximo goleador nacional con 24 tantos, uno más que Miki Albert del Gavá. 24 tantos en 19 partidos. Se dice pronto, pero es una cifra escandalosa. Sin embargo, hoy me he cruzado en la calle con un histórico aficionado blanquirrojo que me ha llenado de dudas acerca del rendimiento de Aldeondo.
Criticaba este aficionado que sí, que Aldeondo ha marcado muchos goles, pero pocos de ellos han sido en partidos verdaderamente importantes. Marca en las pachangas, decía este socio del Logroñés a quien, si tiramos de hemeroteca, no le falta razón. Aldeondo se ha dado varios festines goleadores, pero ¿ha sido decisivo? Veamos, los rivales directos del CD Logroñés en la lucha por los dos puestos de acceso al play off de ascenso a Segunda B son el Fundación Logroñés, el Calahorra y el Haro. Ante estos rivales, los capitalinos han marcado un total de cuatro goles, en una victoria, un empate y una derrota. Perdieron ante el Haro por 1-0 a cero, de forma injusta, eso sí. Vencieron con total mérito en Calahorra por 1-3. Finalmente, ante el Fundación Logroñés no pasaron del empate a uno. De esos cuatro goles de los que hablamos, Aldeondo marcó uno. Fue el que abrió el marcador ante el Fundación y, es verdad, quizá el más importante de todos. Pero la estadística de un hombre que marca más de un gol por partido puede provocar ciertas dudas.
Porque al Logroñés, si nada cambia, le espera la fase de ascenso allá por junio y ahí los rivales no serán para pachangas, precisamente. También es cierto que el ex de la Real Sociedad está jugando en una demarcación que no es la suya, ya que no es un nueve puro y sí en segundo delantero. Sus cifras en Oviedo en la pasada campaña no invitan al optimismo de cara al play off, puesto que en Asturias no pasó de la docena de goles y no fue un titular indiscutible. Por tanto, Aldeondo está goleando y eso es indiscutible, pero ¿realmente es tanto como parece? ¿Será decisivo de verdad cuando le toque serlo? De momento, no ha sido así y en las grandes citas no ha estado especialmente afortunado. A la parroquia blanquirroja no le queda otra que confiar en el que, de momento, es el máximo goleador nacional con todo merecimiento, pero en un grupo flojo, muy flojo, del que no se pueden extrapolar conclusiones claras.
Por cierto, este mismo aficionado apoya una tesis que tampoco conviene desechar. Para él, Omar no es extremo izquierdo puro y tiene razón. Las bandas son fundamentales y la solución podría pasar por Maiso, que aportaría mayor velocidad y profundidad. Ciertamente, no está mal pensado, veremos si Herrero decide probar ese cambio en el once.

No hay comentarios: