viernes, marzo 24, 2006

¿Avanza el Logroñés?

El propietario del Club Deportivo Logroñés, Juan Hortelano, convocó para ayer, viernes, a los abonados del club a una asamblea para explicar su proyecto. Hasta allí se acercaron alrededor de 200 socios de los 2000 que tiene la entidad logroñesa, según las cifras más optimistas. Hortelano dio una bombona de optimismo a la parroquia blanquirroja, les habló, una vez más, de su firme proyecto que avanza. Cierto es que esta temporada está siendo inusualmente tranquila en el Logroñés, pero todavía falta la guinda del ascenso, previo paso por caja para abonar la deuda pendiente con la plantilla de la temporada 2003/2004.

Parece ser que Hortelano anda bien de dinero, aunque hay rumores -rumores, sí- que indican lo contrario. Eso es lo que ha querido dejar claro el polémico presidente blanquirrojo en la asamblea. Un proyecto a cinco años, con ascensos de por medio y un presupuesto de cara a la próxima temporada que ya se ha comenzado a labrar. La cantidad destinada para el próximo año, contando con que el equipo ascienda, sería en torno a los dos millones de euros y un sólo objetivo: el ascenso. Eso, al menos, es lo que ha trascendido desde las oficinas del edificio de Las Palmeras.

El pleito con el Logroñés Club de Fútbol por la denominación de éste continúa adelante, tal y como se ha hartado de repetir el abogado del Club Deportivo, Carlos Ruiz. Así como el pleito por el convenio por el estadio Las Gaunas, actualmente en posesión del Ayuntamiento de Logroño.

En definitiva, Hortelano planteó una asamblea más para ser noticia que para otra cosa, porque del Aula Magna de la Universidad de La Rioja tampoco ha salido nada nuevo, ninguna noticia verdaderamente relevante. Bueno sí. Hortelano tiene estas cosas y, al salir de la asamblea, comentó por lo bajini a otro miembro del club que en Logroño le teme mucha gente. Evitaré cualquier tipo de chiste fácil.

lunes, marzo 13, 2006

Disfrutemos la primavera, ya llegará el verano...

El título podría parecer una poesía sobre la vida, un artículo sobre las dificultades de la época estival. No nos va la vida en ello, pero en el fútbol riojano los veranos suelen ser más calientes que en el resto del planeta. No hay año en el que las tapas de los periódicos se descubran con noticias 'bomba' sobre el futuro del Logroñés o de los 'Logroñeses', que ahora tenemos tres.

Entonces, disfrutemos la primavera, aunque no será fácil. Tenemos un Logroñés, el CF, en Segunda B, pero más cerca de Tercera que otra cosa. Ayer dimitió Jesús Carazo, el segundo técnico rojiblanco tras Nacho Martín. Banquillo caliente para el próximo inquilino y ya suenan nombres. Seguramente, la apuesta sea fuerte, porque, total, peor no se puede ir. Cuando un rival directo como el Hospitalet te mete tres en casa... Y, mientras, José Ignacio, el mejor pagado, titular y sin haber supuesto el revulsivo.

Y en el otro barrio, qué. Pues el otro Logroñés, el CD, el histórico, tampoco puede reír. Ayer jugó contra el equipo que hace unos meses era el peor de España. El Villegas, que llegó a salir en Marca y Sie7e, le metió dos goles al Logroñés en la primera parte y mandó a los blanquirrojos a reflexionar en el descanso. Cierto es que al final hubo remontada y los de Herrero vencieron por 2-3, curiosamente el mismo resultado por el que el Haro salió victorioso de Las Gaunas hace una semana. En resumen, un equipo que aspira a subir de calle a Segunda B no puede permitirse dos tropiezos tan sonados como los últimos. Herrero deja dudas y sus jugadores también. Y sólo estamos en primavera... Disfruten todo lo que puedan.