viernes, junio 23, 2006

Menos mal que tenemos otros once

Mal partido de España ante Arabia, muy lejos del nivel mostrado ante Ucrania y Túnez. Podría servir la relajación como excusa, pero no es el caso, puesto que los titulares de hoy son los teóricos suplentes que luchan por un puesto. Analicemos la labor de los once de inicio del partido de hoy:
  • Cañizares: No ha sido de lo peor, lo que ha tenido lo ha solventado sin mayores apuros, sin embargo sigo creyendo que Casillas transmite mayor seguridad desde atrás. Sintomático su grito del final "¡¿pero qué cojones es esto?!".
  • Salgado: Menos corazón que Sergio Ramos, quizá mayor concentración defensiva, aunque se ha tragado un fuera de juego horriblemente tirado. Se ha desdoblado bien en la primera parte, pero aporta menos que Ramos para mí porque tiene menos frescura física y mental.
  • Juanito: A veces pierde la posición y es uno de nuestros hombres más limitados. Bien rematado a gol el centro de Reyes, aunque desde que ha salido del pie del sevillano era medio tanto. Tampoco creo que Pablo esté muy por encima, aunque sí un pequeño escalón que convierte al del Atlético en titular.
  • Marchena: Duro, veterano, bien al corte... pero nada más. No es central para la selección, sigo pensando igual. Puyol tira más y mejor del equipo, vive al límite, sí, pero su titularidad está asegurada.
  • Antonio López: Correcto a lo largo del partido, aunque con algún fallo defensivo. Eché de menos que se animara más en ataque, pero también me ocurrió con Pernía. No fue de lo peor, pero me da más confianza y peligro en ataque el hispanoargentino.
  • Joaquín: Hizo dos ó tres arrancadas buenas en la primera mitad que rompieron con la monotonía. Mejor durante los primeros 45 minutos, aunque su desaparición en la segunda parte tuvo más que ver con la escasez de circulación de la pelota en el juego español. Sigue siendo el jugador irregular que solía.
  • Cesc: De los que mejor nivel han dejado, al menos así lo creo yo. Perdió pocos balones e hizo varios pases a compañeros dónde sólo él los ve. Un jugón que con más confianza puede dar (y dará) mucho más de sí. Sin embargo se fue diluyendo en la pasividad del resto del equipo.
  • Albelda: Este jugador me cabrea, me hace acordarme de su familia demasiadas veces a lo largo de los partidos. Recupera balones, pero los pierde con la misma facilidad. Es buen batallador cuando el partido se pone feo, pero nunca pueden pasar tantos balones por él. Xabi Alonso, sin jugar, ha sido mejor que David Albelda.
  • Iniesta: Un jugón, pero demasiado pechofrío. Desde mi punto de vista, necesita un bloque en éxtasis creativo para comenzar a crear él también. Incapaz de desatascar el mal juego del equipo español. Tímido de cara a puerta y sin el carácter necesario. Hoy poy hoy, no puede ser titular.
  • Reyes: Salió con ganas de comerse el mundo y hubo momentos en los que el mundo se lo tragó. Reyes, chaval, un consejo: por mucho que lleves el 10, no eres de Villa Fiorito, sino de Utrera y Maradona, que sólo hubo uno, estaba ayer comentando el partido. Le perdió ese exceso de individualismo, pero sí es cierto que tuvo momentos de peligro.
  • Raúl: Desaparecido como un náfrugado. No ha demostrado ni una virtud y un gran defecto: no se le vio nada. Éste no es Raúl, que nos lo devuelvan, por favor.
Pese a este panorama, sí hay varios apuntes positivos. Lo primero es el buen momento de Torres, que lleva peligro en cuanto tiene la pelota en los pies. Le necesitaremos así. Lo segundo, y más destacable, es que lo de hoy era una pachanga, que lo difícil estaba ya aprobado con mucha nota y que fue por los otros once, los titulares.

No hay comentarios: