miércoles, noviembre 28, 2007

¿Qué está pasando?

Miedo. Nervios. Iniquietud. Inseguridad. Así está el entorno del Club Deportivo Logroñés. Así nos despertamos cada mañana, llenos de preguntas. Desde el club apenas se dice nada. No se explica con claridad para qué han venido Vicente Moreno ni Eugenio Vecino (aunque éste parece estar dando la cara). No se sabe hasta cuándo alcanza el ultimatum a Quique Setién. Se afirma sin rubor que hay retrasos en los pagos de las nóminas. El equipo no gana. Problemas, problemas y más problemas.

Se habla del caramelo que significa alcanzar un acuerdo con Hacienda y Seguridad Social. Pero no se hace. Se habla de ascender a Segunda. Y se está en zona de descenso. Se habla de que no hay dinero. Y no parece haberlo. Hortelano y Moreno están en Madrid, apenas dan la cara. Ni una maldita rueda de prensa para decir "señores, esto es lo que hay y esto es lo que no hay".

Agustín Abadía corre peligro. O no. No se sabe. José López Pérez corre peligro. O no. No se sabe. Porque, en realidad, no se sabe nada. Porque nadie explica nada. Y, mientras, temores. Miedos. Inseguridades. Binéfar vuelve a la cabeza de todos... ¿Qué está pasando?

lunes, noviembre 19, 2007

El adiós de un tipo honesto

El Logroñés CF ha destituido a Balta. El equipo es último, con tan sólo 7 puntos en 13 jornadas y sin conocer aún la victoria. Su despedida es lógica en este mundo de consumo rápido que es el fútbol. Balta se va. Llegó con prestigio y se marcha con la sensación de que no le acompañó la fortuna en Logroño. Se va un entrenador. Pero, ante todo, se va una persona honesta, honrada, de principios.

He tenido la suerte de conocer a Balta en esta temporada y poco que ha estado en Logroño. Somos de carácter parecido y chocamos en alguna ocasión. Pero nunca he tenido queja de él. Cuando algo le molestó, me lo dijo a la cara, sin tapujos ni rodeos. Mirándome a los ojos. Y me permitió explicarme. Y yo a él.

Brusco de primeras, encaja con el perfil de hombre castellano. Recio. Seco en el habla. Casi cortante. Pero buena persona. Sincero. Ha sido una suerte tratar con él. Nunca me dificultó mi labor profesional, más al contrario. Nunca me negó un favor, ni me negó la palabra. Sé, por lo poco que le conozco, que no queda nada negativo en su conciencia. Que lo dio todo por el equipo.

Balta nunca entendió todo este circo que tenemos con el fútbol en Logroño. Le sonaba raro. Como a casi todos los que son de fuera. Por eso respetó al rival, admiró a los colegas del otro barrio, el blanquirrojo. Eso sí, sin dejar de defender a su club, su equipo. Un profesional.

Hoy se va. Y a mí me queda la sensación de que nuestra relación se enfrió en los últimos meses. Quizá porque ya casi no nos veíamos. Pero hace mucho que no hablamos. En mi recuerdo queda aquel viaje que hice con él, en el que hablamos de política, de lo divino, de lo humano. Entonces conocí al Balta más honesto. A la persona, en fin. Fue un placer. Espero que nos veamos por Salamanca. En tu ciudad, allá donde sólo tienen buenas palabras hacia el que fue el buque insignia de la Unión Deportiva. Creo que, humanamente, aquí ha dejado la misma sensación. Hasta luego, míster.

sábado, noviembre 10, 2007

Una buena idea

Creo que habitualmente soy bastante crítico con todos los ámbitos de la gestión del Club Deportivo Logroñés. Es mi forma de querer a la institución. Por eso, en la misma medida que a veces doy palos, debo reconocer las buenas labores, las iniciativas positivas. Y estos días ha habido una digna de alabar.
El rastrillo que ha tenido lugar entre ayer y hoy me parece una gran idea. Bucear en las cajas con camisetas antiguas, míticas algunas, de los años dorados es una bonita experiencia. Además, es una buena forma de que la afición pueda contribuir a las arcas del club. Han permitido, además, lograr objetos casi de culto, prendas retro incluso, que contribuyen a identificar a la gente con su Logroñés.
Esta mañana he ido (ayer no estaba en Logroño) y he podido hacerme con un par de cosas. Una camiseta roja de la marca Puma y un cuaderno conmemorativo del primer ascenso a Primera. Me encanta comprar camisetas de equipos y he tenido que controlarme para no llevarme una de cada de caja.
Lo dicho, una buena idea. Enhorabuena.

P.D.: Aún no he hablado de Vicente Moreno, el nuevo inversor. Y no lo he hecho porque no puedo todavía. Demos tiempo al tiempo para sacar conclusiones.

jueves, noviembre 08, 2007

Una tradición

Como los dos últimos años, vuelvo a participar en los premios Web Riojanos, que organiza www.larioja.com. Este año, de nuevo, con dos blogs, J.L. García Íñiguez (finalista el pasado año) y Gol en Las Gaunas.
Sé que probablemente no ganaré, que ni siquiera este año alcance la final. Estos premios son así. Pero, participar, aparte de una tradición, me obliga, de algún modo, a competir. Y a mantener el blog en mejor estado que nunca. Así que los beneficiados de mi participación en estos sarados sois vosotros, los visitantes, que os encontraréis la mejor versión de estos blogs durante una temporada.

Bendito seas

lunes, noviembre 05, 2007

Maldito palo

El poste evitó en el último minuto que el Logroñés venciera a la Ponferradina
J.L. GARCÍA ÍÑIGUEZ
No era para tanto. Toda la semana temiendo la llegada de la todopoderosa Ponferradina a Las Gaunas, como si se tratara del coco, y el equipo berciano no arrasó. Un conjunto bien armadito, eso sí, que sólo fue capaz de romper Candelas, héroe ayer, como lo fue en el encuentro ante el Conquense.
Seguir leyendo

jueves, noviembre 01, 2007

La Liga romántica

Creo en el amor. Qué quieren que les diga. Y, debido a mis creencias, conservo el espíritu romántico. En todos y cada uno de los aspectos de la vida. El fútbol, claro, es parte de la vida, una forma de entender muchas cosas, una forma de liberar pasiones, de enloquecer con justificación. Y de creer en unos valores. Por eso me gustan las goleadas, porque respetan el aspecto romántico de este deporte. Melenas al viento, el escudo en un brazo, la espada empuñada en el otro. A por el gol. Otro. Y otro. Por eso, la jornada de ayer me deja enamorado.

Primero, por la pasión del Real Madrid, recuperando el viejo espíritu, en Mestalla. El rival estaba herido, desangrándose. Un Madrid vulgar, de glamour, ferraris y galaxias, hubiera enfundado la espada al ver al rival en el suelo, agonizando. Clemencia, lo llaman. Pero las grandes batallas, los grandes héroes, no se libraron con piedad. Si el rival está herido, hay que matarlo, dejarlo muerto a los pies del caballo. Por eso admiro el romanticismo del Madrid de Schuster. No sé si es como Federer, pero sus dos grandes salidas del Bernabéu se han saldado con goleadas sin atisvo de piedad. Primero, ante el Villarreal. Ayer, contra el Valencia. Es lo que tienen los vikingos. Ganan con lo mínimo en pequeños poblados, pero, cuando se trata de conquistar una gran ciudad, todos bajan del barco, melenas al viento, y arrasan. Y el Valencia, deangrado. Con el pueblo sin saber a quién gritar. Tal vez Mestalla deba mirarse al ombligo.

Antes de terminar la batalla del Turia, comenzaba otra en el Manzanares. Dos equipazos frente a frente. Dos equipos condenados a la rudeza de las batallas. Partidos para salir con la camisola rajada, por ataques con lanza, flechas y espadas. Sangre y sudor. Pasión. Romanticismo. Atlético y Sevilla, dos equipos, dos aficiones, firmes creyentes de la pasión. Y el resultado es de los que dejan a ambas tropas con gesto de preocupación. Alabando al guerrero de enfrente. El Atleti porque va como una bala este año, pero debe preocuparse por encajar tres goles en el Calderón. El Sevilla porque sigue siendo el equipo más romántico de esta tierra España, pero marcó tres goles lejos de su fortín y no fue capaz de llevarse el partido.

Y el sábado nos tiene preparada una noche de infarto. El Sevilla, con un clavel y una espada, frente al Madrid, que deja cada ciudad como Pompeya. El escenario, el más pasional de cuantos teatros pueblan el país. El Ramón Sánchez Pizjuán. Partidazo. Con dos equipos con valores. Con dos equipos sin piedad. Melenas al viento. Desempuñen las espadas, carguen sus escudos. Preparen a los lanceros. El sábado se libra una nueva gran batalla de la Liga romántica. Ésa que me hace enamorarme de este deporte. Viva el fútbol. Viva el gol. Y los equipos sin piedad.

sábado, octubre 27, 2007

La traición de Juande

Hace ya once años. Tal vez demasiados para algunos. No para mí. Aquel ascenso en Toledo significa mi más grato recuerdo como logroñesista en mis 23 años de vida. Fue un logro de Juande Ramos. La directiva del Logroñés por aquel entonces le dio el presupuesto justo para cumplir en la temporada. Juande se apañó un equipo. Le hizo jugar bien (el mejor fútbol de Las Gaunas en los últimos 10 años) y lo subió a Primera. Descubrió a un tal Manel, que protagoniza la cabecera de este blog. Aquél fue un gran año. Pero, alguien en el Logroñés decidió no renovarle. ¿Por qué? Porque era un triste. Que tiene bemoles. No se vuelvan locos: ésa es la única razón por la que Juande Ramos no continuó como entrenador en Las Gaunas la temporada siguiente, en Primera.

Pasó el tiempo y Juande se fue consolidando, haciendo jugar bien a equipos pequeños. A equipos, a priori, hechos para subsistir de la mejor forma posible. Un estilo similar a Rafa Benítez, por cierto, en lo que a sacar el máximo beneficio se refiere. De pronto, Joaquín Caparrós dejó el Sevilla. Alguien, Monchi o quien fuera, decidió que el mejor sustituto posible era un tipo llamado Juande Ramos que había entrenado, entre otros, el Betis. Miradas de sospecha. Juande se instaló en Nervión en silencio. Con esa sigilez que le había provocado ser catalogado de 'triste' por algunos analfabetos futbolísticos de La Rioja. Y Juande Ramos se forjó la leyenda. Comenzó a ganar, a hacer un equipo, un equipazo. Y el Sevilla se hizo grande. Tanto, que tocó mi corazón, un órgano futbolísticamente cada día más tocado en esta ciudad de decepciones constantes. Fue el equipo de Juande, el triste, y no otro el que me unió a Nervión.

Por eso hoy me siento algo parecido a traicionado. Porque el corazón no atiende a razones económicas. Trato de entender al entrenador manchego. Hago muchos esfuerzos. Es difícil rechazar una oportunidad así. La exgiencia en Sevilla es enorme tras tanto éxito. Creo que Juande debería haberse ido en verano. No ahora, que nos deja vendidos. Que nos traiciona.

Pero llega Manolo Jiménez, un hombre de la casa. Un sevillista del último dedo del pie hasta el último pelo de la cabeza. Un capitán eterno. Un tipo que ha creado una factoría de enormes jugadores desde las categorías inferiores. Un sevillista. Uno de esos técnicos que llegan como de rebote pero están llamados a hacer historia. Toda la suerte para él.

Juande Ramos, mientras, coge el avión y se va al Tottenham. Difícil empresa la suya. Veremos cómo le funciona eso de trabajar en un proyecto difuso. Le deseo suerte, no puedo hacer otra cosa. Me ha dado más alegrías que amargores como entrenador. Eso es cierto. Aunque esta traición me escueza en lo más profundo. Y no, Juande no es un triste. Simplemente, es un tipo frío que no se casa con nadie. Pese a que muchos le entregamos el corazón. Suerte, señor Ramos. Pero recuerde que tanto cero en la cuenta corriente no es comparable al amor que recibió en toneladas en Nervión. El Sevilla sigue adelante. Y eso es lo que importa. Dale, Jiménez, dale.

lunes, octubre 22, 2007

Santa victoria

El CD Logroñés, sin hacer su mejor partido, gana al Palencia con dos goles de Santamaría
J.L. GARCÍA ÍÑIGUEZ
Algo debe de tener. Eso pensábamos muchos, eso nos preguntábamos casi todos cuando Sergio Santamaría recaló en el Logroñés. No en vano, el malagueño fue jugador del Barcelona -del primer equipo- y Balón de Oro en el Mundial sub 17 de Egipto hace diez años. Ayer, Santamaría hizo un partido con aroma de gran jugador. Y el Logroñés se benefició de ello.
Seguir leyendo

sábado, octubre 13, 2007

Ahora sí que falta Raúl

Llevo mucho tiempo callado. Sin decir nada. Sin opinar, sin sumarme a la terrible marea que exige el regreso de Raúl a la selección. He pasado todo este tiempo escuchando argumentos. Atendiendo a los ventajistas. Oyendo todo tipo de frases, de tonterías en ocasiones. Incluso he tenido que aguantar que el señor seleccionador utilice el argumento más flojo de todos cuantos se han utilizado. Hasta ahora, tan sólo el hecho de que Raúl sólo tiene que ir a la selección para ser titular me parecía razonable. Hasta ahora, Villa y Torres estaban por delante de él. Y ¿ahora, qué?

Pues ahora, hoy, jugándonos ir o no a una Eurocopa, no están ni Villa ni Torres. ¿No cabe ahí Raúl? ¿No cabe ahora el máximo goleador de la historia de la selección? ¿No cabe el que tira del carro, el jugador más decisivo de la selección en los últimos diez años? Creo que sí. Creo que el combinado nacional ha perdido su única identidad, su real rumbo. Durante años nunca supimos a qué jugábamos, pero, oye, al menos teníamos a Raúl. Teníamos a ese jugador que genera cierto cosquilleo en los vestuarios rivales. Ahora, no.

Hoy vamos de salida con otro Raúl, pero Tamudo. Un magnífico delantero, sin duda. Pero en la fría Dinamarca, y que me disculpe el capitán del Espanyol, su nombre no resuena en las tertulias. Fernando Torres, flamante delantero del Liverpool, sí tiene actualmente ese efecto, al igual que Villa. Pero, oigan, que ninguno de los dos están. Y el tercero, el lógico, tampoco. Raúl González Blanco verá el partido desde su casa, soñando con poder señalarse el 7 con la roja.

Luis se ha enrocado. Ha apostado por su tozudez, su eterna idea de no llevar a Raúl porque no vale como titular. Ya con la baja de Villa, sonaba raro que no fuese el capitán blanco, pero ahora se le echa más de menos. Más le vale a España ganar hoy frente a Dinamarca. Porque sino, a Luis Aragonés se le habrá vuelto el tema Raúl en contra. Su cabezonería le (nos) puede costar demasiado cara. Ahora sí que falta Raúl. Ahora, sí. Nuestra selección es descafeinada. Tal vez con él nunca ganemos una Eurocopa ni un Mundial. Pero lo que tengo cada día más claro es que con Luis Aragonés, tampoco. Y entre uno y otro, creo que está claro quién ha hecho más méritos con la camiseta nacional. Raúl siempre nos calla. Que tiemble Luis.

viernes, octubre 05, 2007

¿Hasta cuándo?

  • ¿Hasta cuándo los partidos políticos van a seguir metiendo mano en el Logroñés?
  • ¿Hasta cuándo tendremos que soportar convenios mal redactados?
  • ¿Hasta cuándo Las Gaunas no será sólo el campo de fútbol del Logroñés?
  • ¿Hasta cuándo el concejal y primer teniente de alcalde, Ángel Varea, seguirá siendo un kamikaze político con el Logroñés como populista bandera?
  • ¿Hasta cuándo existirá la rumorología del tipo 'Hortelano quiere vender el Logroñés'?
  • ¿Hasta cuándo tendremos que hablar de cosas que no son fútbol al referirnos al Logroñés?
  • ¿Hasta cuándo habrá intereses políticos oscuros en el Partido Popular en contra del Logroñés?
  • ¿Hasta cuándo se estarán riendo de nosotros?
  • ¿Hasta cuándo estaremos en el pozo?
  • ¿Hasta cuándo tendremos que esperar para que el Logroñés vuelva al fútbol profesional?
  • ¿Hasta cuándo llegará mi paciencia y resistiré en esta tierra?

lunes, septiembre 24, 2007

Un punto, distinto valor

Un mal Club Deportivo Logroñés empata ante un valiente Logroñés Club de Fútbol
J.L. GARCÍA ÍÑIGUEZ
Justicia. Eso hizo el tanto de Dani Ederra en el minuto noventa. Ese gol supuso el empate del Logroñés Club de Fútbol ante el Club Deportivo Logroñés, que se había adelantado por medio de Galiano. Justicia, sí. Pero el derbi -o como lo quieran llamar- no fue brillante, ni siquiera apasionante. Fue más digno de un bostezo eterno.
Seguir leyendo

domingo, septiembre 23, 2007

Derbi en Las Gaunas

Club Deportivo Logroñés y Logroñés Club de Fútbol se miden hoy en el Municipal
M.G./J.G.I.
«Encuentro, generalmente futbolístico, entre dos equipos cuyos seguidores mantienen permanente rivalidad».
Esta es la definición que el Diccionario de la Real Academia da a la palabra derbi. Y en mayor o menor medida, eso es lo que hay hoy en Las Gaunas, entre el CD Logroñés y el Logroñés CF. Aunque sí es cierto que la rivalidad entre uno y otro se da también en otras esferas que nada tienen que ver con la afición.
Seguir leyendo

jueves, septiembre 13, 2007

¡Aúpa Titín!

Hoy se cumplen 15 años del debut como profesional del pelotari riojano Titín III. El mejor pelotari de esta tierra. El mejor deportista de esta tierra. Felicidades. Y aúpa Titín por siempre.

martes, septiembre 11, 2007

Gracias

A todos los sevillistas que se han pasado estos días por aquí. Especialmente, a los que han dejado su comentario, así como al que me enlazó en el foro del Sevilla. Espero que me podáis ver por el Pizjuán en alguna ocasión. Un abrazo.

La pelota global

Fútbol, fotbal, le football. Diferentes palabras para denominar un mismo deporte. O algo más. Porque el balompié sirve en ocasiones para unir. Para acercar culturas. Para recordarnos que nuestro país cambia y nosotros, nuestro fútbol también.
Seguir leyendo

lunes, septiembre 10, 2007

Primera merienda

El Club Deportivo Logroñés saltó ayer a Las Gaunas con hambre. Tras dos jornadas sin apenas comer -tan sólo el apetitivo de un punto ante la Cultural- los blanquirrojos necesitaban ganar. Más que nada para no entrar en una dinámica peligrosa. Así que ayer el Logroñés se sentó a la mesa, puso el mantel (el cuidado césped del Municipal hizo tal función) y merendó a gusto.
Seguir leyendo

lunes, septiembre 03, 2007

Jornada decepcionante

El CD Logroñés perdió ayer en San Sebastián ante la Real Sociedad B. El resultado es doloroso, 3-0. Seis goles en contra en dos partidos. No habla demasiado bien del sistema defensivo de Quique Setién ni de la portería, una demarcación de la que nos hartamos de hablar este verano. Visto a Heras y visto a Stef en pretemporada, el Logroñés va a tener problemas. El guardameta rumano no da la talla. Sólo con ver un entrenamiento es obvio. Quizá me equivoque y luego Stef sea el nuevo Lopetegui, pero tiene pinta de que no. Y, por dios, que alguien le enseñe a Heras a atajar y a salir de debajo del larguero. Dos asignaturas pendientes.

Caso aparte merece la defensa. Negredo sigue sin convencer. A veces me recuerda al Cannavaro del año pasado en el Real Madrid, sobrado, autosuficiente... y mal. ¿Qué es lo que aparta a Galiano del once? Tampoco hemos podido ver a Raúl García, puesto que en la primera jornada estaba lesionado y en la segunda se quedó fuera de la lista. Otro punto negro se encuentra en el lateral izquierdo. La deficiente actuación de Zeki ante la Cultural le apartó de la convocatoria para esta segunda jornada. ¿Setién duda o quiso dar una última oportunidad al madrileño?

Pese a la decepción, el Logroñés sigue teniendo motivos para confiar en esta plantilla. El equipo no puede ser ni tan bueno ni tan malo en cuestión de una semana. Las jugadas de ataque que se vieron ante la Cultural no pueden ser fruto de la casualidad. Ahí hay calidad. Ahí hay toque y gol. El equipo ha de saber aprovechar las dimensiones de Las Gaunas para abrir el campo, para tocar, para crear... Si sabe hacerlo, puede gozar en el Municipal. Aunque, las casas no se construyen por el tejado y, precisamente, en los cimientos, en la defensa nace la primera decepción de un equipo teóricamente hecho para estar arriba. Setién tiene trabajo.

domingo, septiembre 02, 2007

Los días que me hice sevillista

Me da cierta vergüenza reconocerlo. Sobre todo, porque uno se suele hacer hincha de un equipo cuando es un niño. Habitualmente, por herencia familiar. Otras, porque un acontecimiento concreto, un primer encuentro impactante con el fútbol, te hace admirar a un equipo de por vida. Otras, por cercanía geográfica. Pero siempre suele ocurrir de niño. Es extraño quien empatiza con unos colores a los 23 años. Y así me ha ocurrido a mí.

No sé cuándo fue exactamente. Pero es cierto que había algo dentro de mí gestándose. Pudo ser a raíz de aquel gol de Puerta. O tal vez antes, en la época de mi admirado Davor Suker o cuando Tsartas paseó su zurda magistral por Nervión. Quizá tenga algo que ver el desagrado que siempre me ha provocado el Betis por medio de Ruiz de Lopera. No lo sé. Desconozco el momento exacto en el que el Sevilla plantó su semilla en mi corazón. Y lo cierto es que durante bastante tiempo he intentado luchar contra mí mismo, negarme que podía hacerme de un equipo a los 23, buscando como excusa que sólo es la bonita época que vive el equipo la que me empuja a sentirlo. Ahora creo que incluso ése puede ser el motivo, pero lo considero igual de válido. Por algo muchos jóvenes hoy son del Dépor.

Mi sentimiento sevillista salió definitivamente a la luz unido a la desgracia. A la muerte de Antonio Puerta. Verlo caer sobre el césped me hizo sentir lo mismo que si le hubiera sucedido a cualquiera de mis ídolos del Logroñés en mi época infante. Sentí su fallecimiento como si fuera uno más de esa parroquia. En ese momento no pude luchar más contra mí mismo y comencé a confirmar mi sevillismo.

Las señales eran ya inequívocas en la primera UEFA ante el Middlesbrough. Celebré los goles como si hubiera sido del equipo toda la vida. Y cuando este año el rival era el Espanyol y este país ya era feliz ganase quien ganase, yo no. Yo quería que la UEFA se fuera de nuevo a Nervión. Así que m alegré. Me confirmé y gocé con El Arrebato. En la misma medida que algo se derrumbó dentro de mi con la muerte de Puerta. Soy del Sevilla. Por Maradona, Suker, Tsartas, Carlitos, José Mari (cuando era bueno), por Reyes, Sergio Ramos, Baptista, Alves, Navas, Palop, Kanouté... por Antonio Puerta. Y porque quiero. Porque me ha surgido este sentimiento sin poder frenarlo.

viernes, agosto 31, 2007

Ni un día tranquilo

Trato de alejarme de la realidad futbolística logroñesa. Trato, en fin, de alejarme del trabajo para ocuparme de un examen. Y consigo estudiar, pero no alejarme por completo de la actualidad. Ahora resulta que el Logroñés Club de Fútbol jugará el domingo ante el Sestao en el Mundial 82 y no en Las Gaunas. Si su presidente, Eduardo Blanco, y su junta directiva así lo consideran, me parece correcto. Si se sienten perjudicados, me parece correcto. Están en su derecho. Lo que ha sentado mal en el seno del club rojiblanco es que no se les permita utilizar el palco. Según he podido escuchar al gerente de Logroño Deporte, José Luis Gilabert, (gracias a alguien que acertadamente me ha llamado y me ha puesto al teléfono Radio Rioja Cadena SER) lo único que no puede utilizar el Logroñés CF es el palco de Las Gaunas, así como el aparcamiento al completo (aunque el Ayuntamiento pone a disposición del club ocho plazas de párking). Lo que ha sentado mal a la entidad capitalina es el no poder usar el palco. La excusa es que el CD Logroñés ha puesto ya allí sus trofeos. En cuanto a eso, he de decir que las diferentes placas y copas que posee el club blanquirrojo estaban el lunes en la oficina y no en el palco. Probablemente, han sido trasladados estos días.
Que hagan lo que quieran, que jueguen donde quieran. Los dos equipos. ¡Pero que me dejen al menos un día tranquilo! Saludos cordiales desde la ciudad del Tormes, la ranita y la Plaza Mayor.

Hagan caso, olvídense

Leo hoy la columna de mi compañero Pablo Álvarez en La Rioja y no puedo sino esbozar una sonrisa. Han sido varias ya las disputas dialécticas por el tema del deporte (y con él, el fútbol) en la redacción. En ellas, probablemente perdido por mi sentimientos (en los que se mezclan rabia y amor al fútbol) he subido el tono en alguna ocasión, incluso he caído en palabras imposibles de reproducir por respeto -nunca dirigidas contra mi compañero, obvio-.

Pero hoy he de estar de acuerdo con lo que expone. Una de las causas de la situación actual del equipo que más alto ha llevado el nombre de esta ciudad, el CD Logroñés, está en la actuación, mejor dicho, en la intervención desafortunada de los poderes políticos. Tanto, que se ha convertido en un punto fundamental de todo programa electoral que se precie. Como si cada nueva idea llegase para mejorar. La penúltima intervención fue el famoso convenio de 50 años por el estadio Las Gaunas. La solución, en fin, a la putrefacta situación económica del club. Lejos de servir de tabla de salvación, se convirtió en arma arrojadiza.

No se queda ahí el asunto de los políticos y el deporte. Nuestras discusiones suelen girar en torno a mi oposición al Ciudad de Logroño de balonmano (ahora Naturhouse Logroño) en cuanto al club como idea política, como intento de encubrimiento de errores. Es decir, como ya he mencionado en varias ocasiones, no tengo nada en contra de la gente que lleva toda su vida trabajando por ese deporte y ahora disfruta con un equipo en Asobal. Por favor, entiéndanme. Mi oposición nace por culpa de la intervención política, del intento de hacernos olvidar otras actuaciones lamentables y cuyas consecuencias pagamos aún hoy. Y si algún día (Dios no lo quiera) los hoy palmeros dejan a la deriva al Ciudad de Logroño, aquí tendrán al primero que defenderá su causa.

A diferencia de mi colega Álvarez, yo no dejé de ver al Logroñés cuando dejó de estar en Segunda. Es más, puedo asegurar que he ido más a verlo en Segunda B y Tercera que en Segunda A. Y he visto cómo los políticos nos endiñaban propietarios que luego abandonaban la ciudad y si te he visto no me acuerdo. He sufrido en mis carnes de aficionado promesas, palabras y hechos. Y la conclusión es que los políticos dejen de meter la pezuña. Que si la meten sea con coherencia. Que si la meten sea para ayudar de verdad. Y si no olvídense del deporte y del fútbol, por favor. Ahí, Pablo, tenemos un punto de encuentro. Lógico.

Sobre el diseño y una recomendación

En primer lugar, agradecer a los lectores que en los diferentes foros (CDLogrones.com y Futbolplus) han opinado sobre el rediseño. Gracias a ellos creo que poco a poco vamos mejorando el aspecto visual de este blog. Arranca una nueva temporada en la que trabajaré más que nunca (ya lo comprobaréis en las páginas de Diario La Rioja) y de ahí el relanzamiento de este espacio, así como la bitácora personal J.L. García Íñiguez, cuyo rediseño se producirá en breve. Quiero puntualizar que el actual diseño de Gol en Las Gaunas no es definitivo y siempre es suceptible de variar, por recomendación vuestra. Al fin y al cabo, este espacio es de todos vosotros que lo leéis.
Quiero aprovechar este post para hacer una recomendación que tengo pendiente hace tiempo. Se trata de Grupo XVI, una bitácora dedicada al fútbol riojano que leo frecuentemente y cuyo editor ya se ha encargado de promocionar aquí en un comentario. Es saludable y de agradecer que haya un blog que haga mención especial del fútbol riojano.

miércoles, agosto 29, 2007

Nadie lo merece

Tengo tan sólo 23 años. Uno menos tenía Antonio Puerta. Esa cercanía generacional es la que me estremece. Ese sentir que la juventud no te hace un superhombre. Puerta era futbolista. Puerta era deportista. Tenía 22 años y la vida decidió castigarle. ¿Por qué? Por alguna razón que se nos escapa, porque nadie merece morir, pero mucho menos a los 22 años.

Cuando leí la ya conocida pancarta, se me puso la piel de gallina. "Tu gol nos cambió la vida. Juntos lucharemos por la tuya". Aquel gol al Schalcke nos cambió la vida a todos. Comenzamos a sentir como nuestro al Sevilla y toda España estuvo detrás de ese equipo que quería hacerse grande. Con Puerta, todos soñamos. Puerta nos llevó hacia una final en la que todos celebramos los goles sevillistas. Al igual que todos nos sentimos partícipes de aquel gol, todos caímos en el césped con él. Todos nos desmayamos de algún modo.

Antonio Puerta no era un jugador del montón. Recuerdo un reportaje en Don Balón en el que se hablaba de su elegancia dentro y fuera de los terrenos de juego. Y así era. De mirada ambiciosa, de rostro de luchador, era un jugador elegante. Un fenomenal lateral izquierdo llamado a cubrir una gran carencia en nuestra selección. Siendo muy muy joven, Puerta recibió una oferta del Betis. La rechazó. Siendo algo más mayor, su club, el Sevilla, le ofreció una salida en forma de cesión para continuar creciendo. La rechazó. Puerta quería triunfar en el Pizjuán. Quería crecer allí. Ejemplos tenía. Como Sergio Ramos o Reyes, Antonio quería jugar y ganar en el Sevilla. Tenía ese sueño. Era un jugador de corazón, de club. Que luchó.

Es cierto que la vida de un futbolista vale lo mismo que la de un fontanero o la de un médico o la de un periodista. Es verdad. Pero cuando un futbolista se va así, hay miles de personas, de aficionados, que sienten que se les va algo. Miles de personas que pierden un ídolo. Miles de niños, de chavales que pierden un ejemplo, un modelo. Por eso todos nos estremecemos. Por eso y porque nadie merece morir. Pero mucho menos a los 22 años.
Gracias, Antonio. Descansa en Paz.

lunes, agosto 20, 2007

Marchando otra de fe de errata

Parece que ya sólo actualizo los blogs para pedir disculpas por mis errores. En esta ocasión, lo hago antes de que nadie se haya percatado del mismo. En la crónica del triangular que el Logroñés ha disputado en la localidad de Agoncillo, afirmo (con ladillo incluído) que tanto Iván Díaz como Santamaría son catalanes, cuando sólo el primero de ellos lo es, puesto que el segundo es de Málaga. Santamaría saltó a la fama con el FC Barcelona, de ahí que me haya traicionado el subconsciente. Por cierto, que del fallo me ha dado cuenta yo solo, tan sólo tres horas después de haber redactado la crónica. Disculpas y gracias.

jueves, agosto 02, 2007

Fe de errata

Hoy, en Diario La Rioja, al margen de la crónica sobre el Logroñés CF-Rácing, sale publicada, también bajo el abajo firmante, una noticia acerca de los amistosos del equipo riojano. En ella he cometido un desafortunado, terrible, confuso, desgradable y extraordinario error por el que debo disculparme ante todos los lectores. Fruto de un despiste, pone en la mencionada nota que el Alfaro juega en Segunda B, cuando en realidad está en Tercera. Espero sepan disculparme. Gracias.

lunes, julio 23, 2007

"Aún necesito el fútbol en mi vida; tengo ilusión"*

*Aprovechando el verano y el escaso ritmo de actualización del blog, cuelgo aquí una entrevista que hice a Fernando Marín, ex jugador del CD Logroñés, allá por enero-febrero. En su día la realicé como una práctica para la universidad, por lo que me vi obligado a recortarla y editarla para insertarla en una maqueta. Ahora, aquí, la versión larga y sin cortes de aquella conversación, una vez que el ex capitán blanquirrojo ya no pertenece al Logroñés. Gracias, Fer.


- Empezó con 15 años en el fútbol, ahora tiene 35 ¿empezar tarde significa terminar tarde?

- Yo hasta los 15 años hacía atletismo, hasta que mis amigos empezaron a jugar al fútbol. Cuando estaba haciendo COU, un técnico del club me vio y fiché por el Logroñés, aunque había probado, por ejemplo, en el Real Madrid. Pero, no, no empecé a jugar desde pequeñito. Ahora, sigo teniendo ilusión por jugar, siempre que me respeten las lesiones, seguiré jugando. Sí es cierto que he hablado alguna vez con mi mujer del tema de dejarlo, pero ahora mismo no me lo planteo, porque me encuentro bien. Aún necesito el fútbol en mi vida, tengo ilusión.

- Incluso la temporada en la que usted militó en el Varea, parecía que iba a ser la última, pero apareció de nuevo el Logroñés.

- El año del Varea fue muy difícil para gente que se quedó sin equipo. Conocí al presidente del club el año anterior y Ramón y yo decidimos proponerle entrenar con el Varea, hasta que nos pudiera salir algo. A Ramón le salió un equipo en Cádiz y se fue, mientras que yo no tuve suerte y no encontré nada. Si no hubiera seguido jugando aquel año, el fútbol se habría acabado para mí. Tuve la suerte de engancharme otra vez y volver al Logroñés

- El Logroñés, de nuevo aparece para “salvar” a Fernando Marín.

- El año del Varea ya había hablado con Janos Beke, entonces dueño del Logroñés, a principio de temporada pero no llegamos a un acuerdo en cómo pagarme las cantidades de la temporada 2003-04 que me debía el club. En un primer momento no conocía a nadie dentro del club y ellos me debían un dinero de esa temporada anterior. Desde dentro se me veía como uno de los culpables del descenso cuando yo lo que reclamaba era el dinero que había trabajado; nada más. Luego hubo un acercamiento, se llegó a un acuerdo y volví. Reconozco que Juan Carlos Herrero hizo bastante hincapié en que yo fichase por el equipo y que la seriedad de Abadía me daba confianza. Tuve suerte de coincidir también con que Edu García (un auténtico fuera de serie en todos los aspectos), al que conocía de mi anterior etapa en el Logroñés, también estaba en conversaciones con el club. En cuanto a lo que comentas de “para salvar a Fernando Marín”, no creo que eso sea así. Creo que toda persona aporta algo cuando llega a un sitio, nadie salva a nadie; en el caso del fútbol, una entidad aporta pero también cualquier jugador le aporta lo que puede.

- ¿Si el club que le debía el dinero hubiera sido otro, le habría costado más llegar a un acuerdo que tratándose del club de su vida?

- Hubiera actuado igual. Las cosas tienen que ser como tienen que ser. Si se hubiera tratado de otro club, habría intentado llegar a un acuerdo de la misma manera.

- Usted es la persona que, en los últimos diez años, ha desempeñado el papel más difícil dentro del Logroñés.

- Sí, me he comido bastantes marrones pero no creo que sea tanto como para que se diga eso. He vivido cosas bonitas, como el ascenso a Primera en Toledo, pero también he visto al club en muy malas situaciones. He vivido situaciones muy difíciles. Pero hasta esas situaciones han sido “inolvidables”, sobre todo por las relaciones que llegas a tener con determinada gente, sobre todo compañeros. Me acuerdo por ejemplo de Jonathan Risueño, un sub-23 que llegó al equipo la temporada de 2ª B que se descendió por impago y que al enterarse de que descendíamos, lloraba desconsoladamente. Consideraba que era una oportunidad preciosa para él y tenía una ilusión increíble. Pintaba bien como jugador; aún sigo hablando de vez en cuando con él.

- Que se sepa, usted ha llorado dos veces por el Logroñés.

- Me acuerdo sobre todo de una, la del año que se descendió deportivamente a Segunda B y luego a Tercera por impago. Aquel año me marché a Badajoz, pero fue muy difícil.

- Cuentan que estando en Badajoz, usted llamaba cada domingo a Logroño para ver qué había hecho su equipo.

- Si soy sincero, llamaba mucho a casa y siempre sabía cómo había quedado el equipo. Me acuerdo mucho de ese año en Badajoz. Durante la pretemporada en Biescas, el día 31 de julio, fecha clave para saber si el Logroñés pagaba o no, a las 12 de la noche estaba escuchando la radio con un compañero y me dolió mucho escuchar que mi equipo de siempre descendía por impago. Esa situación fue muy dura, pese a que a mí el club de mi vida me debía dinero. Aquel año a final de temporada también viví en persona en Cantabria el ascenso del Logroñés a Segunda B.

- Como jugador, ha vivido cuatro ascensos ¿compensa una noche de celebración a cualquiera de las malas noches de descenso?

- Qué duda cabe que lo que más marca es lo que da alegría a la gente, pero no se pueden comparar unos ascensos con otros. Por ejemplo, el ascenso a Primera en Toledo es incomparable e irrepetible, con la gente desplazándose, la plaza del Ayuntamiento llena,…

- Pese a sus éxitos, hay quien dice que usted es un gafe.

- Me dedico simplemente a trabajar y dar lo máximo por el equipo. Si alguien piensa así, sus razones tendrá y habrá que respetarlas, pero me gustaría debatirlas con él. No creo que haya mucha gente que piense así. Me sorprende un poco que me comentes eso; tú mismo has dicho que he vivido cuatro ascensos.

- Tal vez le acusan de gafe porque le ha tocado vivir los peores años del Logroñés.

- No sé qué tiene que ver una cosa con la otra. Ojalá todo hubiera ido sobre ruedas en mis años aquí pero las cosas no pueden cambiarse y siempre he intentado hacer mi trabajo lo mejor que he podido.

- ¿Va a más el Logroñés?

- Creo que en lo deportivo va a más. Empezamos mal, pero el equipo es joven y tiene mucho margen de mejora. En cuanto a lo extradeportivo, hay problemas más graves, creo que solucionables, aunque eso no quita para que sean importantes.

- Hemos cerrado 2006, un año inusualmente tranquilo en el club…

- Sí, porque todo ha ido como quería la dirección del club. 2006 para ellos ha sido muy bueno, porque se ha conseguido un ascenso y el equipo se está asentando en la categoría. El presidente está sabiendo frenarse, porque creo que es una persona muy temperamental y hay que alabar que haya estado aquí en los malos momentos del equipo. Las cosas se están haciendo bien y en silencio.

- ¿Tiene la sensación de que el Logroñés no sólo depende de sí mismo para crecer?

- Da esa sensación. Sobre todo me gustaría que no hubiese nadie que le ponga zancadillas de vez en cuando. Que las cosas que se hagan, vean su fruto en el sentido de que el esfuerzo es grande y las cosas son difíciles. Si te esfuerzas por solucionar algo y con sólo mover un dedo te echan todo abajo, puedes llegar a desilusionarte y... esperemos que no sea así y se siga en esa línea.

- ¿Dónde están aquellos que iban a Las Gaunas en Primera?

- O los que llenaron la plaza del Ayuntamiento el día del ascenso… No sé dónde están. Tal vez la gente se cansa, pero eso no quita para que, por muy mal que se hayan hecho las cosas, tengas un sentimiento y lo vivas. A la hora de los sentimientos, las cosas malas te unen, pero mucha gente no ha estado donde creo que tenía que estar. Ellos tendrán sus razones, pero creo que siguen sintiendo al Logroñés. Y eso que lo dice alguien que lo siente, pero al que el fútbol le ayuda a vivir algo mejor. Cuando deje el fútbol y pueda ayudar desinteresadamente, entonces se verá el sentimiento, porque es entonces cuando se tiene que ver lo que se siente. Pero hay gente que, a pesar de las desgracias, sigue ahí. Hay que cuidar a esa gente, mantenerlos durante mucho tiempo y darles las gracias.

- ¿Cree que el sentimiento en la ciudad está dormido?

- Creo que hay que estar a las duras y a las maduras. A mí también me gusta ver el balonmano, pero no quita que ahora está en ASOBAL. Lo que hay que ver es si la gente lo apoyará cuando no esté tan arriba porque creo que también llegará el momento aunque sea duro decirlo.

- ¿Qué se ha hecho mal en Logroño para que en Oviedo la gente siga apoyando en masa a su equipo?

- No lo sé. Si lo supiera, habría dado mi opinión al respecto para que eso sucediera. Recuerdo varias manifestaciones en apoyo al Logroñés y la asistencia ha sido escasa.

- ¿Provoca esa comparación envidia sana?

- Por supuesto. Pero yo también he jugado allí, tienen un gran campo, unas muy buenas instalaciones… Algo de lo que aquí carecemos como club de fútbol. Hay muchas cosas de las que podríamos hablar y quizás no llegaríamos a nada. Se ha hablado mucho y no se llega a ninguna conclusión.

- ¿Cree que el Logroñés Club de Fútbol es un obstáculo más para que el Club Deportivo Logroñés no avance?

- Puede ser. Creo que esto es una carrera y reconozco que el Logroñés no anda muy bien económicamente y el Club de Fútbol esta temporada tiene un equipazo. Si lograra subir a Segunda A, la verdad es que creo que sería complicado para el Logroñés. Si antes decíamos que el sentimiento está dormido, lo cierto es que la gente se engancha cuando las cosas van bien. Sé que ellos andan faltos de espectadores y de apoyo popular y lo están buscando. Ellos harán sus reflexiones para captar esos aficionados, aunque creo sinceramente que lo tienen difícil porque el sentimiento es muy difícil cambiarlo. Sí creo que el Club de Fútbol puede ser un pero para que el Logroñés “de siempre” siga creciendo, pero eso no quita para que se tenga que tener un respeto a ese otro club.

- Como hombre de club, ¿no le da pena que pudiera ascender el Club de Fútbol y prefiriera esa opción y que el Logroñés muriera en el olvido?

- Sé que hay gente que no les va a apoyar nunca. Pero, qué duda cabe, que gente nueva o gente que les apoye pueda darles ese empujoncito. En ese sentido, el Logroñés ha de estar tranquilo, porque va a tener siempre al aficionado de siempre. A poco que el equipo dé, la gente puede engancharse de nuevo.

- Tantos años en el club dan para mucho, incluso usted hizo famoso en su día a Miguel Ángel, el hoy mediocentro del Betis que le detuvo en penalti.

- Esperaba esa pregunta. Suele hacerse en este tipo de entrevistas. Yo sé que ese día nos jugábamos mucho y había una sensación en el campo de que podíamos ganar. Sé que jugué bien y tengo amigos que se preguntan cómo puedo pensar que jugué bien un partido en el que fallé un penalti contra un jugador. Yo digo que ese día estaba jugando muy bien, porque hay que ser autocrítico, creo que lo soy cuando las cosas salen mal, pero también cuando salen bien. Pero bueno ese día surgió lo del penalti. También aquel domingo había sobre el campo gente que cobraba muchísimo dinero y podía haber dado el paso adelante para coger el balón y tirarlo. Estaban, por ejemplo, Marcelo Tejera, que tenía una gran calidad y la gente lo quería mucho, o Nayim. Pero nadie quiso coger el balón, ¿porque nos estábamos jugando mucho? No lo sé. Y yo fui el que dio el paso adelante. No me arrepiento para nada de haber cogido el balón y lo volvería a hacer. Estuve 5 minutos con el balón en la mano hasta que se tiró el penalti y en ese tiempo se te pasan muchas cosas por la cabeza. Tenía claro donde lo iba a tirar, lo tiré mal y me lo paró. Siempre suelo bromear con que yo salgo en el Trivial y otros no, porque soy el jugador de campo que falló un penalti contra otro jugador de campo actuando de portero. Es una experiencia que te hace madurar. De esa experiencia, lo peor fue que Boronat, el entrenador por entonces, me “castigó” con 6 partidos en la grada sin ni siquiera ser convocado, pese a que yo creo que hice un muy buen partido aquel día contra el Barça B, como ya he dicho antes.

- ¿De dónde nace el apodo de ‘Zinedine’ Marín?

- Supongo que nace de que la coronilla se me está quedando calva. Creo que me lo dicen con cariño y no con sorna, porque por supuesto Zidane Zidane sólo hay y habrá uno.

- Con sorna no creo, porque hablar de Marín en Las Gaunas es hablar de alguien importante.

- No sé. He tenido la suerte de estar muchos años en el mismo equipo y creo que siempre he trabajado por él. Creo que la gente valora eso. Por eso creo que lo de Zinedine Marín me lo dicen con cariño.

- ¿Cree que algún día los históricos serán Sarabia, Setién, Abadía y Marín?

- No lo sé. El tiempo lo dirá, pero sinceramente es difícil igualar a esa gente. Yo he jugado 25 partidos en Primera, mi opinión es que ellos están a mucha distancia. El mismo Herrero, mi entrenador ahora, también es uno de ellos. Por años en el club sí puedo igualarles, pero nunca por otro tipo de cosas. Han sido internacionales, han jugado en clubs grandes como el Atlético de Madrid. No opino que pueda compararme con ellos. No creo que tenga la misma importancia como jugador. Sólo puedo admirarles.

- ¿Por la calle se siente reconocido?

- Bueno, reconozco que la gente me conoce y conozco a mucha por el fútbol. Puede decirse que el fútbol me ha dado todo lo que soy. Yo le he dado trabajo, ilusión, pero todo se lo debo a este deporte y por supuesto, al Logroñés. Ya lo he dicho alguna vez en algún medio de comunicación. Es lo que creo y así lo digo.

- Pero hay un Marín más allá del fútbol.

- En ese sentido, creo ver por donde quieres ir. Siempre he criticado a los jugadores jóvenes que no aprovechan más el tiempo porque el fútbol te deja tiempo como para estudiar. A Aimar, siendo aún jugador del filial, llegué a pedirle permiso varios días para distintos exámenes, pero en uno de ellos llegó a decirme que si iba al examen y no al entrenamiento, no volviera a entrenar con el primer equipo. Por supuesto, aunque era algo que no entendí nunca, no acudí al examen y eso me complicó mis expectativas del curso en la Universidad. Pero, con trabajo y esfuerzo, he ido sacando las cosas como he podido. Tengo una licenciatura en Administración y Dirección de Empresas y un máster en Gestión de Empresas (aunque reconozco que una cosa es estudiar y otra bien distinta trabajar). Después del fútbol hay más cosas. Por ejemplo, me gusta mucho la bolsa e invertir a muy corto plazo y siempre estoy pegado al ordenador o me voy a la Sociedad de Valores y Bolsa. Siempre tengo la mayor parte del tiempo ocupado. Ahora mismo hago lo que me gusta, creo que con sentido común. De hecho, he empezado a trabajar a media jornada porque el fútbol se acaba algún día. Puede ser que al club no le guste mucho el hecho de poder estar trabajando en otro sitio, pero espero que no sea impedimento para poder jugar un año más en el equipo aunque si el Logroñés me pone en la tesitura de “o trabajas con nosotros a tiempo completo o no renuevas”, no me lo pensaría dos veces y elegiría el fútbol. Tiempo tendré de trabajar en algo distinto. Desde la temporada que jugué en el Varea, creo que valoro más el hecho de estar jugando. Además el año pasado y lo que llevamos de éste las cosas han salido muy bien y estoy disfrutando mucho. Manolo Sarabia me comentó una vez que, siempre que me encontrase bien, intentase alargarlo todo lo que pudiese y retirarme lo más tarde posible porque cuando lo dejas, lo echas mucho de menos. Intentaré hacerle caso aunque reconozco que después influyen más cosas. Sólo el tiempo dictará una sentencia al respecto.

De cerca

- ¿Rasgo principal de su carácter?

- Creo que la honradez y el trabajo.

- ¿Un defecto que no pueda dominar?

- Morderme las uñas.

- ¿Se considera buena persona?

- No creo que alguien pueda hablar de si mismo en ese sentido. Tienen que ser otros los que se pronuncien. Los que me conocen dicen que sí.

- ¿Por quién se cambiaría?

- Por mí mismo, pero con 23 años, con mi mujer, con mis hijos.

- ¿Cuál es su precio?

- Creo que hago las cosas con cariño y hablar de temas de dinero no es primordial, aunque sí que creo que todos tenemos un precio.

- ¿De quién siente envidia?

- No siento envidia. Tal vez un sentimiento de envidia sana por gente que ha llegado más lejos que tú siendo iguales. No me estoy quejando de nada pero creo que he sido un jugador trabajador, valorado, cuando también creo que hubiera podido jugar más partidos en categorías superiores. Creo que tenía capacidad. Pero como he dicho antes, no se pueden cambiar las cosas y punto.

- ¿Cuál es su ideal de felicidad?

- Ahora mismo creo que soy feliz. Juego al fútbol, tengo una mujer increíble y dos niños y mi vida gira en torno a ellos.

- ¿Con qué es intolerante?

- Hay tantas cosas; la desigualdad, la injusticia, ...

- ¿Qué despierta su ira?

- La ira son momentos, pero no soy una persona que la demuestre en mi carácter. Creo que en esos momentos soy capaz de contenerme y mantener la cabeza fría.

- ¿Por qué estaría dispuesto a matar?

- No me gustaría que hicieran daño a mi familia pero de ahí a matar, no.

- ¿Qué cualidad prefiere en un ser humano?

- Trabajo, sinceridad, honradez, ilusión.

- ¿Su palabra favorita?

- Quizá la palabra “Ilusión” puede quedar bien como respuesta a esa pregunta.

- ¿Cuál es tu máxima en el trabajo?

- Creo que la honradez.

- ¿Dónde le gustaría vivir?

- España es el lugar ideal y Logroño lo tiene todo. No me planteo otro sitio. Las ciudades pequeñas, como Logroño o Salamanca por ejemplo creo que son las mejores para vivir aunque para ello tienes que estar rodeado de la gente que quieres.

- ¿Un color?

- El verde.

- ¿Música favorita?

- Las bandas sonoras.

- ¿Un futbolista?

- Tres. Míchel y Zidane como futbolistas que he admirado. Y Jesús Dulce como ejemplo; jugué con él en el B y para mi fue eso, un ejemplo a seguir como jugador de la cantera del Logroñés en cuanto a ilusión, entrega y deseo de ser lo que has nombrado: futbolista.

- ¿Algo hermoso?

- Observar a mis hijos cuando están durmiendo.

- ¿Un héroe?

- Hay gente que lucha en la vida para salir adelante y se merecen el calificativo no sé si de héroe, pero sí de hombres (o mujeres) con todas las letras. Mis padres son un ejemplo.

- ¿Su asignatura pendiente?

- No me habían hecho nunca esa pregunta. No lo sé. Quizá veremos qué pasa cuando deje el fútbol. Ahí puede empezar una “nueva” vida en la que aparezcan muchas de esas asignaturas a superar.

- ¿Cómo le gustaría morir?

- De repente y dejando todo atado para que mi familia viviera bien.

viernes, junio 29, 2007

El Logroñés tiene atados a varios jugadores

El Club Deportivo Logroñés comenzará la próxima semana a presentar sus nuevos jugadores la próxima semana. Al rededor de diez caras nuevas son las que tiene ya firmadas el conjunto blanquirrojo, aunque se está esperando para comenzar a hacerlas oficiales. El motivo del retraso es las cantidades por liquidar con la plantilla de esta última temporada que finaliza mañana, 30 de junio. Así, si hoy no han sido ya repartidas las diferentes cantidades económicas lo serán mañana. Desde la entidad que preside Juan Hortelano se ha preferido esperar hasta finiquitar la antigua plantilla antes de comenzar a hacer pública la nueva.

jueves, junio 21, 2007

Setién para subir a Segunda

Quique Setién está siendo presentado en la mañana de hoy como nuevo técnico del CD Logroñés. El cántabro afronta un proyecto para lograr el ascenso a Segunda División, toda vez que en Logroño soplan vientos favorables hacia el club blanquirrojo con el cambio de color en el Ayuntamiento. Setién, y no otro, era el hombre elegido por el presidente, Juan Hortelano, desde hace tiempo. Al ex entrenador de Racing y Poli Ejido fue a quien situó al frente de Guinea, en aquel convenio con el país africano que se diluyó.
El nuevo técnico del Logroñés tiene trabajo, y mucho. El objetivo es el ascenso, la meta es clara y Hortelano no se ha andado por las ramas. Si el cuadro blanquirrojo quiere sobrevivir, llega el momento de intentar salir del pozo de la Segunda B, y más aún, evitar esos peligrosos escarceos recientes con la Tercera riojana. Son ya dos temporadas de estabilidad a todos los niveles, de ausencia de denuncias por impago.
Sin embargo, con un buen entrenador de renombre no es suficiente. Ahora Setién y el director deportivo, Agustín Abadía, han de configurar una plantilla competitiva, y el tiempo se va agotando. Moisés García León puede ser el primero. Un delantero veterano, pero de garantías, que en unos meses cambió en Alicante su condición de descartado a ídolo de la afición del Rico Pérez, como pude comprobar en Semana Santa cuando estuve en el estadio del Hércules.
Abadía está tardando en dar los primeros nombres, los primeros fichajes de una plantilla señalada para alcanzar el fútbol profesional. No es fácil. Los salarios que está manejando el club histórico de la capital riojana son en torno a los 60.000 euros anuales. Con cantidades así no se puede jugar y hay que afinar la puntería. No vaya a ser que el año en el que se intentó el ascenso se convierta en el año del derroche. Y no hay, precisamente, buenos recuerdos de las temporadas en las que se gastó demasiado dinero sin éxito. Todas concluyeron el 1 de agosto, aguardando noticias desde la AFE.
La llegada de Setién sólo es el primer paso. Se abre la veda. Las próximas semanas parecen ser frenéticas en las oficinas blanquirrojas. Han de llegar los traspasos, las negociaciones con el nuevo consistorio de las que saldrá el convenio por cuatro años del estadio Las Gaunas y, posiblemente, el goteo de nuevos acuerdos, patrocinios y demás elementos tan necesarios para ser competitivo como un entrenador del nombre de Quique Setién.

lunes, junio 18, 2007

Finales

Se acabó la Liga. Como una película de suspense, escrita por el más cruel de los guionistas, el Real Madrid se proclamó campeón. Es como si el cielo hubiera querido que esta Liga fuese blanca, pero haciendo pasar a todo el club y su afición por el purgatorio. Como si el Madrid tuviera que pagar todos sus galácticos pecados, toda su racanería de esta temporada, toda la faraónica e imperial presidencia de Florentino, que cayó hundido y de cuyo imperio ya sólo quedan las ruinas. Los restos de un tiempo en el que Madrid era el epicentro del fútbol mundial. Ayer Beckham se despidió con el pelo corto. Es curioso, porque llegó luciendo media melena y es como si el tiempo le hubiera hecho recortarse el cabello para centrarse en sus labores profesionales.
También fue el final para Roberto Carlos, a quien considero acabado para el Real desde hace ya unas cuantas temporadas. Fue el mejor lateral izquierdo del mundo y probablemente es el mejor de la historia. Pero Roberto ya no es lo que era y su buena recta final no debe hacernos olvidar varios años de errores, de subidas sin bajada, de faltas contra la barrera o al tercer anfiteatro. Ha sido un grande, ha pasado a la historia del fútbol y del Bernabéu. Pero le toca salir y puede hacerlo por la puerta grande. También, por cierto, llegó con el pelo más largo y el tiempo le fue haciendo cada vez más brillante en su cabeza, al mismo tiempo que sus muslos no paraban de ensachar.
También se va Pavón. El tercer pilar de aquel imperio de Florentino. El otro protagonista del 'Zidanes y Pavones'. Bonito detalle el no olvidar a un chico que, por cierto, ya no es un chaval y ha tenido que soportar más presión de la que su calidad nunca debió obligarle.
Así pues, es el final de una era en el Real Madrid. Una época que finaliza como empezó: con un título. En resumen, Beckham es el último galáctico, Roberto Carlos el superviviente de los ferraris y los Zidanes y Pavones, y Paco Pavón, el tipo que se vio inmerso en un lema que él nunca buscó. Es muy posible que también sea la marcha de otros como Helguera (un profesional como la copa de un pino) o Salgado (una trayectoria intachable también la suya, a pesar de los dos últimos años). También Capello parece que se va, aunque, como dice el gran Juanma Trueba, tal vez el madridismo tenga que recurrir a él dentro de diez años para volver a resurgir.
Pero, para el Real Madrid, por encima de todo, esta Liga significa el fin de tres temporadas de tortura, de cuatro años agonizantes, de idas y venidas en el banquillo, de entrenamientos de broma. Ahora, una vez conservadas las ruinas para que puedan ser visitadas en el museo por los turistas, hay que reconstruir el territorio conquistado. Tiene buenas piezas para volver a empezar. Ramos, Casillas, Torres, Gago, Higuaín, Robinho... Estos y otros son los nombres que están llamados a protagonizar el futuro blanco. Tienen la fortuna de haber vivido algo magnífico en su juventud: cómo la historia, el orgullo de un escudo puede salvar las carencias futbolísticas y un equipo puede ser campeón luchando incluso contra sí mismo.

El reto de Txiki
Pero hay otro final. Es el del Barça. No necesita tanta reconstrucción como el Madrid, pero también hay trabajo en el Nou Camp. Es curioso cómo el Barça, sin ganar nada importante este año, no cuestiona la labor de gent como Txiki Begiristain, mientrsas que el eterno rival mira con sospecha a Mijatovic, su homónimo en la dirección deportiva de Chamartín. El vasco tiene la oportunidad de demostrar ahora que es válido para el puesto y que el conjunto culé puede dejar de vivir de las rentas de la labor que en su día realizó Sandro Rosell. En cuanto a la limpieza del vestuario, puede evitarse. Es decir, no estaría mal dar salida a alguna de las estrellas, como Deco, Eto'o o Ronaldinho y demostrar que el club está por encima de todo. Ahora bien, quien cuestiona a Rijkaard demuestra no tener mucha idea de qué va este deporte.
Esta Liga demuestra una teoría de alfredo Relaño y que yo comparto, sobre la necesidad por parte del Barcelona de hacer un fútbol extraordinario, rozando la perfección, para ganar títulos y de cómo el Madrid es capaz de vencer en la mediocridad. Creo que esa es la gran diferencia entre los dos clubes que más aficionados mueven en España.

Continuaciones
En otras orillas, no hay finales, sino continuaciones. Esta Liga ha demostrado una vez más el fracaso del Atlético de Madrid, que algún día debería dejar de lamerse las heridas y abandonar el tópico del pupas. El Atleti mueve a la suficiente gente para estar más arriba. Estaría bien seguir confiando en Aguirre para salir de este bloqueo histórico. Igual que debe seguir Quique en Mestalla, tras una gran temporada, plagada de dificultades. También sigue la vida igual en San Mamés, con una afición entregada a un club que corre serio riesgo de extinción de unos valores que dignifican y atraen el cariño de aficionados de toda España. Creo que el problema no está tanto en la Catedral como en Lezama, donde algo no marcha bien. A buen seguro que cuando Bilbao y Vizcaya entera vuelvan a remar juntos, el Athletic recuperará su estilo. Un estilo que, volviendo al principio, sí ha recuperado el Madrid. El estilo de ganar, ése que le ha proclamado el equipo más laureado de Europa. El Madrid siempre vuelve, veremos si es para quedarse o para volver a la deriva.

sábado, junio 16, 2007

Un nuevo ciclo

A partir de hoy se abre un nuevo ciclo para el Club Deportivo Logroñés. Tras el acuerdo entre Partido Riojano y Partido Socialista, Tomás Santos es el nuevo alcalde de Logroño. El acuerdo entre regionalistas y socialistas, figura un convenio de 4 años (renovable) con el CD Logroñés por el estadio Las Gaunas. Sin duda, un gran espaldarazo para el club histórico. Un gran respaldo para el proyecto de Juan Hortelano que puede traer a Quique Setién al banquillo riojano. Se presenta un verano apasionante en el fútbol logroñés.

lunes, mayo 14, 2007

Sí, es el Madrid

En las guerras dialécticas entre hinchas del Real Madrid y Barcelona, los blancos siempre sacan a pasear su palmarés, sus históricas gestas, sus 9 Copas de Europa. Como no puede ser de otra manera, los culés rebaten ese argumento restando importancia al pasado, para otorgársela al presente. Un presente que sí, es blaugrana. Pero, ¿realmente el pasado, la historia, la leyenda no sirven para nada?
Probablemente el Madrid no gane la Liga esta temporada (ojo a la próxima jornada, lo de Huelva y el Calderón puede ser de órdago con el Sevilla acechando), pero Capello (sí, Capello) y los suyos han logrado lo impensable hace tres o seis meses. Un amigo madridista me decía allá por el verano que ya sabíamos lo que había con el general Fabio: poco fútbol, pero títulos. Sin embargo, esa creencia, a la que se aferró la parroquia de Chamartín, se fue esfumando conforme avanzaron las fechas. Ahora, a cuatro jornadas para el final, el Real Madrid se ha puesto líder, del mismo modo que Van Nistelrooy se ha puesto pichichi, sin hacer ruido, poco a poco, desgastando.
No creo que sea casualidad que el Madrid esté siendo competitivo justo cuando ha de serlo. En el momento en el que los de arriba estaban fallando, el conjunto capitaneado por Raúl empezó a escalar, a ascender. Todo puede que arrancase, precisamente, en el Camp Nou. Allí al Madrid se le escaparon dos puntos con el gol de Messi, pero puede que ganara la fe necesaria, la bombona de oxígeno moral para comenzar a creerse un club grande, tal vez el más grande. El Real Madrid no se entregó y, herido durante 3 años y medio en su orgullo, demostró que hay cosas que se escapan a toda lógica en este deporte.
Tampoco creo que sea casualidad que Raúl marcase el 2-3 el sábado. Hay jugadores acompañados por la leyenda del escudo que defienden. Jugadores que pueden ser cuestionados durante más de una temporada, pero aparecer cuando más se les necesita. Raúl, siempre Raúl, mostró que sí, se podía. Y sobre ese 2-3 se subió todo el madridismo para alcanzar el 4-3. ¿Casualidad que el gol de la victoria llegase de botas de Higuaín? Podríamos decir que sí, pero creo que tampoco en este caso. El chaval viene de la nación donde el fútbol es pura veneración. El Pipita marcó su gol porque, no lo olvidemos, él se lo guisó. Un balón que en otra época madridista hubiera sido dado por perdido, fue luchado por un pibe argentino de 19 años. Con la fe de millones de seguidores blancos, Higuaín se fue al suelo. Recuperó la pelota, la cedió a un compañero y se fue directo al sueño.
Y sí existen las casualidades. Claro que existen. Pero no creo que estemos ante una de ellas. Los grandes éxitos, los grandes triunfos, se cimentan sobre bases históricas. Y el Real Madrid tiene una gran historia detrás. Ésa que sale a relucir a menudo en las discusiones entre blancos y culés. Ésa que los antimadridistas tiran por tierra cuando por el Bernabéu bajan las aguas revueltas. Pero ésa sin la que Raúl no podría ser comparado con Juanito en su salida del campo. La misma por la que un amigo en el descanso me llamó y me dijo que el Madrid iba a remontar. No es cuestión de fe. Es cuestión de que es el Madrid, para lo bueno y para lo malo. Y, probablemente, no ganará la Liga, pero ya ha conseguido algo que nadie pensó seriamente durante muchos meses. Se ha puesto líder a falta de cuatro jornadas.

domingo, abril 15, 2007

Por un final tranquilo

Una victoria aseguraría ya la salvación del CD Logroñés
J.L. García Íñiguez/Logroño
El azar ha querido que en la semana más convulsa de la temporada para el Real Valladolid, que ha salpicado hasta Logroño, se enfrenten el CD Logroñés y el filial blanquivioleta. Será el segundo cruce de esta semana en el camino del fútbol de la capital castellana y de la riojana. Y se trata, además, de un partido crucial para ambos conjuntos. Para los blanquirrojos, una victoria significaría alcanzar la barrera de puntos que se considera suficiente para la salvación: 44 puntos.
Seguir leyendo

viernes, abril 13, 2007

Lío en Valladolid

El supuesto interés de unos empresarios riojanos en adquirir la plaza del Valladolid en Primera levanta polvareda, pero todos niegan los contactos
J.L. García Íñiguez/Logroño
La bomba cayó en Valladolid, pero su onda expansiva llegó hasta Logroño. El equipo blanquivioleta, que está a punto de confirmar su ascenso a Primera (tiene 23 puntos de margen a falta de 10 jornadas), se desayunó ayer con una noticia, publicada en el Diario As, que sacudió todos los cimientos.
Seguir leyendo

jueves, febrero 22, 2007

Sobre matices

Visto el pequeño revuelo que causó mi escrito sobre Agustín Abadía, quiero dejar algunos puntos claros en mi defensa:
  • No escribo lo que me mandan. La gran premisa de este blog es su independencia, aquí no tengo principios editoriales de ningún grupo, ni ningún medio. Asimismo, nunca he recibido órdenes en mi tarea periodística para tirar hacia un lado o hacia otro.
  • Ciertos aspectos forman parte de mi vida privada y no tengo por qué explicarlos. No creo que sea necesario aclarar por qué y con quién del LCF tomo copas, del mismo modo que no tengo que explicar con qué jugadores del CDL me une cierta relación. Tengo la suerte de conocer a gente y tener amigos en todos los sitios, sin que ello afecte al desarrollo de mi labor profesional.
  • Este es un blog de opinión y, ocasionalmente, de información. Se trata de un espacio personal, con muy poca repercusión (gracias a Dios).
  • Hay cosas de las que no puedo hablar, preguntas que no puedo responder, sencillamente porque, entre otras cosas, son indemostrables.
  • En ningún caso hablaré aquí de la vida personal o los aspectos oscuros de una persona ligada al fútbol, siempre y cuando no afecte a su trabajo. Lo mismo que no hablo de los aspectos personales de unos, no lo hago de otros.
  • En cuanto a matizar noticias del medio que me permite, de vez en cuando, golpear un teclado, ya lo he hecho en alguna ocasión. Acudan ustedes a mi otro blog.
  • Si tengo un blog es porque no me importa y agradezco que me maticen. Me gusta conversar, discutir puntos de vista, el diálogo enriquece. Por eso tengo un blog, en el que hay una sección de comentarios donde algún lector ya ha dejado su punto de vista.
  • Gracias a todos aquellos que han leído alguno de mis textos y, les hayan gustado o no, han suscitado en ellos una reacción.

miércoles, febrero 21, 2007

El que siempre me calla



Tengo un amigo raúlista convencido. Se emociona con los goles del 7 blanco y aún lo tiene como timonel de la selección, que carece de sentido para él si el capitán no está en el prado. Durante un tiempo yo también admiré sin fisuras a Raúl, tras convertirse en ejemplo para miles de chavales que, como yo, lo vimos debutar con sólo 17 años. Era el jugador perfecto: joven, nacional y un crack. El ídolo de toda una generación, el que nos hacía soñar con un título para La Roja. Sin embargo, mi fe en Raúl fue disminuyendo en la misma medida que lo hacía en la selección. Dejé de creer y me he hartado durante un par de años de decirle a mi amigo que Rulo ya no está ni para el Madrid ni para la selección española. Vamos, que está acabado. Sin embargo, alguien acuñó la frase (supongo que Manolo Lama) que dice que Raúl siempre vuelve. Hoy mismo, el diario As la lleva a su portada. Recuerdo ahora cómo en el Mundial le dije a mi amigo raúlista que con el capitán del Madrid sobre el campo no ganaríamos nada. Y Raúl me calló cuando marcó su golito y nos permitió volver a creer en él durante algún partido. El sábado, tras ver en directo en el Bernabéu el Madrid-Betis, llamé a mi eterno amigo y le dije que lo de Raúl era de vergüenza, que no podía seguir. Volví, así, a atizar al mito. Y ayer, guiado por su competición, por el espíritu de las grandes ocasiones en Chamartín, volvió a mandarme callar durante unos cuantos partidos. Volvió Raúl, el que nunca hace nada, el que siempre me calla y marcó dos goles. Y supongo que anoche mi amigo volvió a marcharse a dormir con esa sonrisa, como queriendo decir "lo sabía".

martes, febrero 13, 2007

Matices a mis matizaciones

Tendrán que esperar. Puesto que me enteré anoche del revuelo causado y estos días estoy de vacaciones, sin tiempo para responder a tanto como se me solicita, como explico en mi otro blog. Pero, tranquilos, no tendré ningún problema. El diálogo enriquece.

viernes, febrero 09, 2007

Matizando a Abadía

El director deportivo del CD Logroñés, Agustín Abadía, estuvo anoche en el programa El Mirador de Punto Radio, que se emitió desde el Instituto Sagasta de Logroño, dentro de la programación de La Rioja en Onda. Abadía estuvo bien en su papel de defender a su club, el histórico Logroñés y llegó a convencer a Tomás Roncero que llegó a afirmar que "el equipo del pueblo [por el CDL] ha vencido al equipo del Estado [en referencia el LCF]". Al margen de este error de Roncero (que nos tiene acostumbrados), el ex jugador del Logroñés y del Atlético de Madrid cometió alguna imprecisión en su discurso. Primero, al afirmar que las instituciones riojanas decidieron crear y apoyar al Recreación en el año 2000. Si bien es cierto que el nacimiento estuvo bajo el amparo de Ernesto Garrastachu, no es menos verdad que las instituciones, una vez dada la continuidad del Logroñés, marginó de algún modo al club que entonces presidía Miguel Ángel Alonso. Tampoco hay que obviar, y Abadía lo hizo, que el Logroñés recibió durante esos años grandes sumas de dinero por parte del Gobierno de La Rioja, que el Ayuntamiento de Logroño firmó un convenio de 50 años por el estadio Las Gaunas, que significó la salvación del club. En su defensa, puede decirse que estas actuaciones fueron más electoralistas que otra cosa. De acuerdo, pero existieron y el Logroñés tuvo el apoyo de las instituciones. No olvidemos que José Ángel Zalba y José Luis Martín Berrocal fueron traídos por las instituciones y que Agustín Abadía trabajó para ellos bajo el mismo discurso que defiende ahora. Aunque luego, claro, tuviera que denunciar al club de sus amores.
Abadía también olvidó mencionar que el Recreación (hoy, Logroñés Club de Fútbol) estuvo entrenándose en campos como Navarrete, sin incluso la posibilidad de ducharse ni cambiarse en unos vestuarios, obligados a hacerlo en su casa e incluso en coches. Y eso que goza desde el inicio del apoyo institucional. Por último, Abadía afirmó que los ciudadanos de Logroño habían hablado el pasado domingo en Las Gaunas demostrando que su equipo es el CD Logroñés. Puedo estar más o menos de acuerdo. Es más, yo creo que sí, que el equipo querido en Logroño es el histórico. Sin embargo, fueron 3.000 los aficionados que apoyaron al 'Logroñés de siempre' en el derbi, en una ciudad de 150.000 personas. Un cifra que lejos queda de un apoyo mayoritario de la ciudadanía, más harta de esta situación que de otra cosa.
Ahora bien, yo creo que el equipo querido es el CD Logroñés, de acuerdo. Pero eso no impide que el Logroñés Club de Fútbol intente crecer por su lado, ya que está en todo su derecho. Llegado este punto, hay que recordarle a Abadía también que en el presente año, el Logroñés CF no goza de mayor apoyo institucional que el CD Logroñés, salvo el patrocinio de La Rioja Turismo, que el CDL no ha recibido, según tengo entendido, por no cumplir los requisitos (estaría bien actualizar de una vez el Registro Mercantil, entre otras cosas).
Así que, lo siento, en una radio nacional el discurso populista en favor del CD Logroñés está muy bien. Claro, es querido en toda España y se juega con ese factor a favor. Pero eso no debe impedirnos ver las cosas como realmente son. Y Abadía ayer mostró una versión retocada de la situación. Por cierto que si se ha llegado hasta aquí tanta culpa tienen todos. El CDL, el LCF y las instituciones.

viernes, febrero 02, 2007

Derbi, pero no clásico*

CD Logroñés y Logroñés CF (o Recreación) sólo se han enfrentado tres veces en Liga
Los periodistas antiguos, cuando tenían que definir el enfrentamiento entre dos equipos de una misma ciudad, no lo dudaban: aquello era un partido de la máxima rivalidad. Los cronistas modernos prefirieron cambiar esa frase por la palabra anglosajona derby, luego castellanizada, acabada en i latina y con idéntico significado: «Encuentro deportivo entre equipos de la misma región o con gran rivalidad», según el Diccionario de dudas de la Real Academia Española. Y ahora, poco a poco, se va extendiendo la palabra clásico, de fuerte raigambre argentina y que casa bien con esos apasionantes Boca-Ríver (o Real Madrid-Barça o Inter-Milan).
*Artículo esclarecedor publicado hoy por Diario La Rioja y firmado por Pío García