jueves, junio 21, 2007

Setién para subir a Segunda

Quique Setién está siendo presentado en la mañana de hoy como nuevo técnico del CD Logroñés. El cántabro afronta un proyecto para lograr el ascenso a Segunda División, toda vez que en Logroño soplan vientos favorables hacia el club blanquirrojo con el cambio de color en el Ayuntamiento. Setién, y no otro, era el hombre elegido por el presidente, Juan Hortelano, desde hace tiempo. Al ex entrenador de Racing y Poli Ejido fue a quien situó al frente de Guinea, en aquel convenio con el país africano que se diluyó.
El nuevo técnico del Logroñés tiene trabajo, y mucho. El objetivo es el ascenso, la meta es clara y Hortelano no se ha andado por las ramas. Si el cuadro blanquirrojo quiere sobrevivir, llega el momento de intentar salir del pozo de la Segunda B, y más aún, evitar esos peligrosos escarceos recientes con la Tercera riojana. Son ya dos temporadas de estabilidad a todos los niveles, de ausencia de denuncias por impago.
Sin embargo, con un buen entrenador de renombre no es suficiente. Ahora Setién y el director deportivo, Agustín Abadía, han de configurar una plantilla competitiva, y el tiempo se va agotando. Moisés García León puede ser el primero. Un delantero veterano, pero de garantías, que en unos meses cambió en Alicante su condición de descartado a ídolo de la afición del Rico Pérez, como pude comprobar en Semana Santa cuando estuve en el estadio del Hércules.
Abadía está tardando en dar los primeros nombres, los primeros fichajes de una plantilla señalada para alcanzar el fútbol profesional. No es fácil. Los salarios que está manejando el club histórico de la capital riojana son en torno a los 60.000 euros anuales. Con cantidades así no se puede jugar y hay que afinar la puntería. No vaya a ser que el año en el que se intentó el ascenso se convierta en el año del derroche. Y no hay, precisamente, buenos recuerdos de las temporadas en las que se gastó demasiado dinero sin éxito. Todas concluyeron el 1 de agosto, aguardando noticias desde la AFE.
La llegada de Setién sólo es el primer paso. Se abre la veda. Las próximas semanas parecen ser frenéticas en las oficinas blanquirrojas. Han de llegar los traspasos, las negociaciones con el nuevo consistorio de las que saldrá el convenio por cuatro años del estadio Las Gaunas y, posiblemente, el goteo de nuevos acuerdos, patrocinios y demás elementos tan necesarios para ser competitivo como un entrenador del nombre de Quique Setién.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Fichar a setien es como comprar un cromo. Gustará a la gente pero no es el mejor entrenador para el Logroñés.
NO ME GUSTA.

Anónimo dijo...

A Navidad no llega y además ni cobrará. El Huertas está encabronado porque no le van a "distraer" la manera de hacerle llegar la pasta.
Menudo rebote tiene el mozo gabacho...

FERNANDO SANCHEZ POSTIGO dijo...

Setién aportará sus enormes conocimientos sobre fútbol. Hay qu darle tiempo y triunfará.