viernes, agosto 31, 2007

Ni un día tranquilo

Trato de alejarme de la realidad futbolística logroñesa. Trato, en fin, de alejarme del trabajo para ocuparme de un examen. Y consigo estudiar, pero no alejarme por completo de la actualidad. Ahora resulta que el Logroñés Club de Fútbol jugará el domingo ante el Sestao en el Mundial 82 y no en Las Gaunas. Si su presidente, Eduardo Blanco, y su junta directiva así lo consideran, me parece correcto. Si se sienten perjudicados, me parece correcto. Están en su derecho. Lo que ha sentado mal en el seno del club rojiblanco es que no se les permita utilizar el palco. Según he podido escuchar al gerente de Logroño Deporte, José Luis Gilabert, (gracias a alguien que acertadamente me ha llamado y me ha puesto al teléfono Radio Rioja Cadena SER) lo único que no puede utilizar el Logroñés CF es el palco de Las Gaunas, así como el aparcamiento al completo (aunque el Ayuntamiento pone a disposición del club ocho plazas de párking). Lo que ha sentado mal a la entidad capitalina es el no poder usar el palco. La excusa es que el CD Logroñés ha puesto ya allí sus trofeos. En cuanto a eso, he de decir que las diferentes placas y copas que posee el club blanquirrojo estaban el lunes en la oficina y no en el palco. Probablemente, han sido trasladados estos días.
Que hagan lo que quieran, que jueguen donde quieran. Los dos equipos. ¡Pero que me dejen al menos un día tranquilo! Saludos cordiales desde la ciudad del Tormes, la ranita y la Plaza Mayor.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Seguro que el mal entendimiento continuará, sino hay motivos los hacemos, que se dediquen los dos a jugar al futbol y se dejen de tonteriasSHNWDIEDQYFRTDXelrkjjqp