lunes, septiembre 24, 2007

Un punto, distinto valor

Un mal Club Deportivo Logroñés empata ante un valiente Logroñés Club de Fútbol
J.L. GARCÍA ÍÑIGUEZ
Justicia. Eso hizo el tanto de Dani Ederra en el minuto noventa. Ese gol supuso el empate del Logroñés Club de Fútbol ante el Club Deportivo Logroñés, que se había adelantado por medio de Galiano. Justicia, sí. Pero el derbi -o como lo quieran llamar- no fue brillante, ni siquiera apasionante. Fue más digno de un bostezo eterno.
Seguir leyendo

domingo, septiembre 23, 2007

Derbi en Las Gaunas

Club Deportivo Logroñés y Logroñés Club de Fútbol se miden hoy en el Municipal
M.G./J.G.I.
«Encuentro, generalmente futbolístico, entre dos equipos cuyos seguidores mantienen permanente rivalidad».
Esta es la definición que el Diccionario de la Real Academia da a la palabra derbi. Y en mayor o menor medida, eso es lo que hay hoy en Las Gaunas, entre el CD Logroñés y el Logroñés CF. Aunque sí es cierto que la rivalidad entre uno y otro se da también en otras esferas que nada tienen que ver con la afición.
Seguir leyendo

jueves, septiembre 13, 2007

¡Aúpa Titín!

Hoy se cumplen 15 años del debut como profesional del pelotari riojano Titín III. El mejor pelotari de esta tierra. El mejor deportista de esta tierra. Felicidades. Y aúpa Titín por siempre.

martes, septiembre 11, 2007

Gracias

A todos los sevillistas que se han pasado estos días por aquí. Especialmente, a los que han dejado su comentario, así como al que me enlazó en el foro del Sevilla. Espero que me podáis ver por el Pizjuán en alguna ocasión. Un abrazo.

La pelota global

Fútbol, fotbal, le football. Diferentes palabras para denominar un mismo deporte. O algo más. Porque el balompié sirve en ocasiones para unir. Para acercar culturas. Para recordarnos que nuestro país cambia y nosotros, nuestro fútbol también.
Seguir leyendo

lunes, septiembre 10, 2007

Primera merienda

El Club Deportivo Logroñés saltó ayer a Las Gaunas con hambre. Tras dos jornadas sin apenas comer -tan sólo el apetitivo de un punto ante la Cultural- los blanquirrojos necesitaban ganar. Más que nada para no entrar en una dinámica peligrosa. Así que ayer el Logroñés se sentó a la mesa, puso el mantel (el cuidado césped del Municipal hizo tal función) y merendó a gusto.
Seguir leyendo

lunes, septiembre 03, 2007

Jornada decepcionante

El CD Logroñés perdió ayer en San Sebastián ante la Real Sociedad B. El resultado es doloroso, 3-0. Seis goles en contra en dos partidos. No habla demasiado bien del sistema defensivo de Quique Setién ni de la portería, una demarcación de la que nos hartamos de hablar este verano. Visto a Heras y visto a Stef en pretemporada, el Logroñés va a tener problemas. El guardameta rumano no da la talla. Sólo con ver un entrenamiento es obvio. Quizá me equivoque y luego Stef sea el nuevo Lopetegui, pero tiene pinta de que no. Y, por dios, que alguien le enseñe a Heras a atajar y a salir de debajo del larguero. Dos asignaturas pendientes.

Caso aparte merece la defensa. Negredo sigue sin convencer. A veces me recuerda al Cannavaro del año pasado en el Real Madrid, sobrado, autosuficiente... y mal. ¿Qué es lo que aparta a Galiano del once? Tampoco hemos podido ver a Raúl García, puesto que en la primera jornada estaba lesionado y en la segunda se quedó fuera de la lista. Otro punto negro se encuentra en el lateral izquierdo. La deficiente actuación de Zeki ante la Cultural le apartó de la convocatoria para esta segunda jornada. ¿Setién duda o quiso dar una última oportunidad al madrileño?

Pese a la decepción, el Logroñés sigue teniendo motivos para confiar en esta plantilla. El equipo no puede ser ni tan bueno ni tan malo en cuestión de una semana. Las jugadas de ataque que se vieron ante la Cultural no pueden ser fruto de la casualidad. Ahí hay calidad. Ahí hay toque y gol. El equipo ha de saber aprovechar las dimensiones de Las Gaunas para abrir el campo, para tocar, para crear... Si sabe hacerlo, puede gozar en el Municipal. Aunque, las casas no se construyen por el tejado y, precisamente, en los cimientos, en la defensa nace la primera decepción de un equipo teóricamente hecho para estar arriba. Setién tiene trabajo.

domingo, septiembre 02, 2007

Los días que me hice sevillista

Me da cierta vergüenza reconocerlo. Sobre todo, porque uno se suele hacer hincha de un equipo cuando es un niño. Habitualmente, por herencia familiar. Otras, porque un acontecimiento concreto, un primer encuentro impactante con el fútbol, te hace admirar a un equipo de por vida. Otras, por cercanía geográfica. Pero siempre suele ocurrir de niño. Es extraño quien empatiza con unos colores a los 23 años. Y así me ha ocurrido a mí.

No sé cuándo fue exactamente. Pero es cierto que había algo dentro de mí gestándose. Pudo ser a raíz de aquel gol de Puerta. O tal vez antes, en la época de mi admirado Davor Suker o cuando Tsartas paseó su zurda magistral por Nervión. Quizá tenga algo que ver el desagrado que siempre me ha provocado el Betis por medio de Ruiz de Lopera. No lo sé. Desconozco el momento exacto en el que el Sevilla plantó su semilla en mi corazón. Y lo cierto es que durante bastante tiempo he intentado luchar contra mí mismo, negarme que podía hacerme de un equipo a los 23, buscando como excusa que sólo es la bonita época que vive el equipo la que me empuja a sentirlo. Ahora creo que incluso ése puede ser el motivo, pero lo considero igual de válido. Por algo muchos jóvenes hoy son del Dépor.

Mi sentimiento sevillista salió definitivamente a la luz unido a la desgracia. A la muerte de Antonio Puerta. Verlo caer sobre el césped me hizo sentir lo mismo que si le hubiera sucedido a cualquiera de mis ídolos del Logroñés en mi época infante. Sentí su fallecimiento como si fuera uno más de esa parroquia. En ese momento no pude luchar más contra mí mismo y comencé a confirmar mi sevillismo.

Las señales eran ya inequívocas en la primera UEFA ante el Middlesbrough. Celebré los goles como si hubiera sido del equipo toda la vida. Y cuando este año el rival era el Espanyol y este país ya era feliz ganase quien ganase, yo no. Yo quería que la UEFA se fuera de nuevo a Nervión. Así que m alegré. Me confirmé y gocé con El Arrebato. En la misma medida que algo se derrumbó dentro de mi con la muerte de Puerta. Soy del Sevilla. Por Maradona, Suker, Tsartas, Carlitos, José Mari (cuando era bueno), por Reyes, Sergio Ramos, Baptista, Alves, Navas, Palop, Kanouté... por Antonio Puerta. Y porque quiero. Porque me ha surgido este sentimiento sin poder frenarlo.