lunes, septiembre 03, 2007

Jornada decepcionante

El CD Logroñés perdió ayer en San Sebastián ante la Real Sociedad B. El resultado es doloroso, 3-0. Seis goles en contra en dos partidos. No habla demasiado bien del sistema defensivo de Quique Setién ni de la portería, una demarcación de la que nos hartamos de hablar este verano. Visto a Heras y visto a Stef en pretemporada, el Logroñés va a tener problemas. El guardameta rumano no da la talla. Sólo con ver un entrenamiento es obvio. Quizá me equivoque y luego Stef sea el nuevo Lopetegui, pero tiene pinta de que no. Y, por dios, que alguien le enseñe a Heras a atajar y a salir de debajo del larguero. Dos asignaturas pendientes.

Caso aparte merece la defensa. Negredo sigue sin convencer. A veces me recuerda al Cannavaro del año pasado en el Real Madrid, sobrado, autosuficiente... y mal. ¿Qué es lo que aparta a Galiano del once? Tampoco hemos podido ver a Raúl García, puesto que en la primera jornada estaba lesionado y en la segunda se quedó fuera de la lista. Otro punto negro se encuentra en el lateral izquierdo. La deficiente actuación de Zeki ante la Cultural le apartó de la convocatoria para esta segunda jornada. ¿Setién duda o quiso dar una última oportunidad al madrileño?

Pese a la decepción, el Logroñés sigue teniendo motivos para confiar en esta plantilla. El equipo no puede ser ni tan bueno ni tan malo en cuestión de una semana. Las jugadas de ataque que se vieron ante la Cultural no pueden ser fruto de la casualidad. Ahí hay calidad. Ahí hay toque y gol. El equipo ha de saber aprovechar las dimensiones de Las Gaunas para abrir el campo, para tocar, para crear... Si sabe hacerlo, puede gozar en el Municipal. Aunque, las casas no se construyen por el tejado y, precisamente, en los cimientos, en la defensa nace la primera decepción de un equipo teóricamente hecho para estar arriba. Setién tiene trabajo.

No hay comentarios: