jueves, enero 24, 2008

Aquellos polvos...: Paralelismos

Hoy hace seis años, el 24 de enero de 2002, Diario La Rioja abría la sección de Deportes con el siguiente titular: "Villamor presenta a Sanz y a Revuelta a un grupo interesado en comprar el Logroñés". El subtítulo añadía: "El accionista y Juan Hortelano, representante de los inversores, se reunieron con el presitente de La Rioja y el alcalde de Logroño y visitaron Las Gaunas". Así, Hortelano aparecía por Logroño con el interés de comprar el club. Fue hace seis años y sólo era el inicio de la turbulenta primera etapa del madrileño al frente de la entidad.

Así, Hortelano desembarcó en Logroño como representante de un grupo de inversores del que nunca se supo. Él, y sólo él, estuvo al frente del Logroñés. Un caso similar al de la presente temporada, cuando presentó a Vicente Moreno como nuevo inversor y del que poco después nunca se supo. En aquella información, firmada por mi compañero J. Martínez Glera, también se hablaba de la posible llegada de José Luis Zalazar, un hombre que apenas hace dos años Hortelano volvió a sacar a la luz. Humo vendido.

La siguiente página del mismo diario de aquel 24 de enero daba otro titular significativo: "Varios jugadores del Logroñés piden al club que les dé la baja". ¿Les suena? El jugador Chelu denunciaba entonces la dificultades que sifría para poder pagar el alquiler del piso. El propio Chelu decía: "No puedes trabajar a gusto y tampoco dormir".

Eran los últimos coletazos de aquella negra etapa con Julio Jiménez y Fernando Villamor al frente de la entidad. Era la primera aparición de Hortelano en Logroño, su primer contacto directo con Revuelta y Sanz, los mismos que años más tarde le negarían una cita.

Este es el primer capítulo de esta serie que denomino 'Aquellos polvos...', pues es de sobra conocido los lodos que trajeron y han traído. Como ven, las cosas no han cambiado demasiado. Aquel 24 de enero el protagonista era el mismo. Y las intenciones de los jugadores también son coincidentes. Seguiremos buceando en el pasado. En busca de respuestas.

No hay comentarios: