viernes, enero 25, 2008

Aquellos polvos...: Vendiendo humo

Viernes, 25 de enero de 2002. El diario El Correo, en su edición de La Rioja, abre la sección de deportes con el siguiente título a cuatro columnas: "El grupo de Madrid gestiona tres clubes no profesionales". Y subtitula: "Recientemente asumieron el control de un club italiano de segunda categoría. Sanz y Revuelta recibieron un dossier en el que explican sus actividades".

Era ya casi una realidad que Hortelano asumiría, por primera vez, el control del Logroñés. Por entonces aún se hablaba del grupo de Madrid, pero, como se comprobaría más tarde, del grupo, nada. Eran Hortelano y cuatro amigos. La imagen que utilizó El Correo para ilustrar la noticia correspondía a José Luis Zalazar, que sería, como ayer dijimos, el director deportivo del proyecto. Como el tiempo demostró, tan sólo fue una partida de humo vendida desde el entorno del 'grupo de Madrid'. También sonaba el nombre de otro ex del Albacete, Catali, del que, obviamente, nunca se supo.

La vinculación de Zalazar y Catali con Hortelano y su gente llegaba, según El Correo, a través del intermediario uruguayo Francisco Casal. Un viejo conocido en Las Gaunas, pues a través de él vistieron la blanquirroja jugadores como Rubén Sosa, Canals y Tejera. Si mi memoria no me engaña, de Casal, como de Zalazar y Catali, tampoco nunca se supo nada en el Logroñés.

Pero, lo mejor de la noticia llega casi al final: "La solvencia económica de los interlocutores de Sanz y Revuelta (a lo largo de la próxima semana no se descarta la visita a Logroño de otros empresarios integrados en el grupo) ha quedado fuera de toda duda tras comprobar que son varios los sectores económicos en los que diversifica su actuación. Aunque destaca, fundamentalmente, un industrial dedicado a la promoción de viviendas; con un importante número de inmuebles en Madrid y estrechas relaciones de colaboración con algunos miembros de la familia del alcalde de Marbella, Jesús Gil". Juzguen ustedes.

No hay comentarios: